Díscolo

discolo

«Nada de ser díscola, porque es mejor dar que recibir», solía decirme mi abuelita. Y es que esta vieja palabra, según el Diccionario del Español de México, califica a una persona egoísta, a la que no le gusta compartir.

Otro diccionario —el de la Lengua Española— agrega que un díscolo es un desobediente y viene del latín dyscŏlus, a su vez, del griego δύσκολος, dýskolos, que significa ‘de trato difícil, malhumorado’.

Hay una canción que es el ejemplo perfecto para díscolo. Es de Francisco Gabilondo Soler, «Cri-Cri», y trata de una niña rica comiendo una deliciosa cocada frente a un niño pobre:

—¿No me das?
—¡No, no, no!
—Anda sí
—¡Oh, que no !
—Dame y te traigo flores. ¡Ten corazón!

discolo2

Al final, la niña díscola no convidó al niño de su dulce de coco, pero esperamos que tú no seas así y compartas tu comida… y de paso esta palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *