Restaurante con vista a la Tierra

En 1961 un ruso llamado Yuri Alekséyevich Gagarin devoraba de un tubo —muy parecido al de una pasta de dientes— carne hecha puré, mientras volaba en una nave alrededor de la Tierra. Otra persona hubiera preferido una buena sopa, unos deliciosos tacos o algo más apetitoso…

La comida y su presentación son de los retos a los que los astronautas se enfrentan cuando van de expedición al espacio. Por fortuna, la cocina y la tecnología han hecho posible que puedas llevar hasta un itacate de ¡enchiladas! —como las preparó el equipo de Vickie Kloeris, chef en jefe de la NASA—. Pero, ¿cómo debe ser la comida de los astronautas, si todo flota en el espacio?

El sándwich más peligroso de la historia

Algunos relatos de la nasa cuentan que, en 1965, un astronauta subió a la nave Gémini III ¡con un sándwich de contrabando! Un par de horas después, sacó su lunch, le ofreció una probada a su colega y, ¿cuál fue la sorpresa? El pan tiraba migajas por cada mordida que le daban, lo cual significó un peligro para los controles del vehículo porque podían colarse en sus máquinas e incendiarlo.

Desde entonces se prohibió el pan y, además, la comida de los astronautas debe cumplir con ciertas reglas estrictas, como tener empaques seguros para transportarla, ser de fácil preparación, estar
perfectamente sellados —para evitar derrames— y, sobre todo, que no se desmorone cuando no haya gravedad.

restaurante_1

restaurante_2

¿Qué hicieron hoy de comer?

Gracias a los avances, los astronautas ahora gozan de un menú en el que hay variedad de sabores, colores y texturas. Éste se clasifica en cinco categorías:

Rehidratable. Sólo tienes que agregarle agua, como la leche en polvo o el café soluble.

Termoestabilizado. Platillos que después de guisados, fueron esterilizados y empacados al vacío. Para comerlos, sólo se meten al horno.

Irradiado. La mayoría es carne que fue pasada bajo rayos gamma. Además fue esterilizada para conservarla durante más tiempo.

De humedad media. Cualquier cosa que se coma deshidratada —sin agua—, como la carne seca, pasas, arándanos o nueces.

Natural: Comida que no fue modificada. Es considerada la «comida chatarra del espacio».

En fin, no hay mejor platillo que el preparado con amor y recién cocinado, ¿te atreverías a probar alguno de éstos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *