La niña y el surf

En 1990 nació en Hawái una niña que amaba el mar y los deportes. Sus papás le pusieron Bethany y desde los 2 años la subieron a una tabla de surf. Bethany pasó su infancia en las playas hawaianas, donde practicó y empezó a participar en competencias de su deporte favorito. A los 13 años ya era una experta surfista.

Un «gran« inconveniente

Una mañana de octubre de 2003, Bethany fue con sus amigos a la playa. Todo iba muy bien, el agua estaba deliciosa y las olas ideales para surfear, así que lo hizo con gran entusiasmo. Después, junto a una amiga, se quedó descansando encima de su tabla, con el brazo izquierdo bajo el agua. De pronto, un hambriento tiburón tigre la tomó por sorpresa y le arrancó el brazo justo debajo del hombro, haciéndole perder más de la mitad de su sangre.

surf2

Sobreviviente

Sus amigos llevaron a Bethany al hospital, donde sólo pudieron detener el sangrado y coser la mordedura. Cuando despertó, se vio sin su brazo izquierdo y con un gran vendaje en el hombro. En vez de sumirse en la depresión, Bethany decidió no rendirse. Diez semanas después de su accidente regresó al mar, aprendió a nadar con un brazo y su papá le adaptó una tabla que le permitiera surfear cómodamente.

Después de la tormenta

Bethany Hamilton se convirtió en una surfista profesional y ha ganado muchas competencias. En 2004 publicó su autobiografía Alma de surfista: Una verdadera historia de fe, familia y lucha para regresar a la tabla, que fue adaptada al cine en 2011 con el nombre Soul SurferOlas del corazón—. Actualmente está casada y tiene dos hijos.

surf3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *