Tuna: de perrito feo a influencer

A veces la fama toca a tu puerta sin esperarlo. Así le sucedió a Herschel Burnsun perrito cruza de Chihuahueño y Salchicha, mejor conocido en el ciberespacio como Tuna—, quien pasó de ser un tímido cachorro a toda una celebridad en Instagram.

tuna4

Escondido tras los rincones

Todo comenzó en Los Ángeles, una fría mañana de 2010, cuando la diseñadora de modas Courtney Dasher decidió que la mejor compañía tras haberse mudado de Atlanta, Georgia, sería un perrito que recogería de un albergue y que pasaría un tiempo en su casa antes de darlo en adopción.

Un domingo —dos semanas antes de Navidad—, se encaminó a un mercado cercano, donde había un refugio Courtney se topó con un perro muy particular: era pequeño y tembloroso; estaba cabizbajo, parecía desconsolado y triste por falta de amor; además era dientón, tenía la mandíbula inferior desplazada hacia atrás y el cuello lleno de arrugas, se llamaba Wormy.

tuna 1

Un regalo de navidad

Durante los días que Courtney cuidó a Wormy intentó que fuera adoptado por alguno
de sus amigos, pero ninguno quiso hacerlo. Después de dos semanas, Courtney debía devolver al perro, pero una tormenta inundó la ciudad, el mercado no abrió y Wormy tuvo que pasar la noche de Navidad con ella; ésa fue la señal que necesitaba para saber que debían estar juntos de manera permanente. Al día siguiente habló con Robin, la responsable del refugio, para decirle que adoptaría a Wormy.

foto 1

Nombre nuevo, trabajo nuevo

Courtney decidió que su amigo debía tener una nueva identidad, al principio lo llamó Herschel Burns, pero luego le puso un apodo: «Tooney» —porque parecía caricatura—, que al final quedó como Tuna.

tuna

El 22 de noviembre de 2011, Courtney creó un perfil en la nueva red social Instagram y publicó todas las fotografías que tenía de su amigo raro. Las personas pronto notaron la presencia de este singular perro, al que algunos consideraban horrible, pero otros muy chistoso.

captura

Actualmente la cuenta de Tuna tiene más de 2 millones de seguidores, y continuará aumentando; su meta es hacer sonreír a personas en situaciones muy difíciles o con enfermedades complicadas,gracias a su extravagante apariencia. Este peludo desempeña uno de los trabajos más bonitos: llevar alegría y risa a todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *