El mar en un cuadro

Piensa en las pinturas que has visto en un museo o en otro lugar. Todas son diferentes en las imágenes que muestran. Por ejemplo, hay unas de retratos de personas y, otras, de escenas históricas, mitológicas o naturales; a cada uno de estos tipos de pintura le llamamos género. Te presentamos las marinas.

Pinceles en el agua

Muchos artistas se han inspirado con la belleza del océano, así como con las actividades que ocurren en él. Con sus brochas y técnicas le han dado color a diferentes escenas marítimas como: vistas del océano, playas, puertos, pesca, batallas, tormentas y barcos de una inmensa variedad. A ése genero se le conoce como pintura de marinas.

Los primeros pintores que comenzaron a experimentar sus trazos acuáticos fueron los europeos, en particular los holandeses, quienes tenían una actividad comercial pesquera importante —si buscas en un mapa Países Bajos, verás que tiene una enorme costa—; además, encontraron un motivo de inspiración en la gran cantidad de azules y escenas que veían cada día.

El mar conquistó a todos estos artistas, pues es un paisaje muy cambiante: a veces está en completa calma y otras, levanta el agua con tal fuerza que sus olas alcanzan grandes alturas. El sol se refleja en el agua con distintos colores y ésta, en ocasiones, es azul, verde o por las noches se torna en gris oscuro. Por eso se vuelve un lugar muy interesante para ser pintado de múltiples formas, todas con un toque artístico muy especial.

Un pintor, algunas vacas y el mar

Jan van Goyen fue un paisajista holandés que se dio a conocer por sus pinturas marinas; una de sus más famosas fue: Estuario fluvial con «Smalschips» y pescadores (1651), pintada en óleo sobre tabla y la cual se encuentra en el Museo Thyssen Bornemisza, en Madrid, España.

Estuario fluvial con «Smalschips» y pescadores (1651)

Si te fijas en sus detalles puedes apreciar lo que ocurre en ese momento del cuadro, pudiendo ver a pescadores preparando su barca; también distintos barcos de vela, los Smalschips moviéndose en el agua, incluso puedes ver dos vacas reposando sobre la tierra.

Los Smalschips fueron barcos holandeses que, en el siglo xv, eran usados para hacer viajes muy cortos o para el comercio. Medían 4.60 metros de ancho, aproximadamente, y eso les servía para poder navegar en los canales de la capital.

Paleta de colores del mar

Otro cuadro de este género pictórico es el de Niños bañándose en Skagen. Tarde de verano (1899). Lo creó un pintor danés llamado Peder Severin Krøyen. En éste puedes ver a tres niños disfrutando de las aguas de Skagen, un cabo en Dinamarca. Lo más impresionante es que Krøyen pintó su cuadro de una manera tan realista que toda la escena parece una fotografía.

Estuario fluvial con «Smalschips» y pescadores (1651) (1)

Fitz Hugh Lane es otro pintor estadounidense que también se dedicó a representar el mar utilizando técnicas que resaltaban la luz de una forma muy particular. Le gustaba mucho pintar grandes barcos sobre aguas que parecían estar muy en calma. Entre sus cuadros más famosos y reconocidos con su firma está El Golden State entrando a Nueva York, creado en 1854.

Por último, el ruso Iván Konstantínovich Aivazovsky también fue famoso por sus marinas. En ellas mostraba el agua en movimiento, con grandes olas, tormentas y luminosas puestas de sol y luna, como su cuadro Novena ola del año 1850.

La próxima vez que te encuentres frente a una pintura de este género puedes mirarla y apreciarla con más detalle para ver cómo la luz se refleja en el agua o para identificar el tipo de barco que navega en el mar; también para observar si se trata de un mar tranquilo o agitado, pero sobre todo para que imagines por un momento que estás en ese lugar, sintiendo la brisa o escuchando el movimiento de cada ola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *