LA VOZ DEL COLOR

Los colores le dan vida a las cosas. Tal vez tú piensas que no pueden hablar, pero la verdad es que sí lo hacen a su manera: algunas veces te cuentan cosas en voz baja, otras te gritan lo que quieren decir.

Para que haya color tiene que haber luz. Ella se proyecta sobre los objetos, que la absorben y la reflejan. Nuestros ojos ven esta luz en las cosas, y el cerebro se encarga de reconocer de qué color son. Al igual que la luz, el color tiene varias características, como brillo, tono y volumen. Se dice que si la luz es la mensajera, el color es el mensaje. Y un mensaje puede comunicarse de muchas maneras.

La luz está hecha de millones de colores, pero nuestro cerebro sólo alcanza a ver tres: rojo, verde y azul, que podemos observar en tonos claros u oscuros, opacos o brillantes, y combinarlos unos con otros para conseguir nuevos colores.

Los colores hablan

Los colores pueden hablar, murmurar y gritar. Sus voces dependen de otros colores que los rodean y de las situaciones en que los usamos para dar ciertos mensajes. Por ejemplo, un moño rojo en un regalo indica felicidad y celebración, pero los anuncios en rojo de las carreteras avisan que algo puede ser peligroso.

Captura de Pantalla 2019-04-25 a la(s) 10.04.40

Captura de Pantalla 2019-04-25 a la(s) 10.05.00

Captura de Pantalla 2019-04-25 a la(s) 10.06.12

Captura de Pantalla 2019-04-25 a la(s) 10.06.36

Captura de Pantalla 2019-04-25 a la(s) 10.08.22

Captura de Pantalla 2019-04-25 a la(s) 10.08.43

Un comentario en “LA VOZ DEL COLOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *