Cadáver exquisito

El cadáver exquisito no es una momia egipcia ni un vampiro rumano ni cualquier muerto de la mejor calidad. Es un juego fantástico para que te diviertas con tus amigos.

Este juego fue inventado hace unos 90 años por un grupo de artistas llamados «surrealistas», que tenían un modo de pensar y de ver el mundo muy distinto al de la gente de su tiempo, ya que buscaban expresar sus sueños por medio del arte; de este modo interpretaban la realidad de una forma muy original.

dali-25

El primer cadáver exquisito

Se cuenta que un buen día del año 1925, en la calle du Chateau número 54, en París, Francia, se jugó por primera vez el cadáver exquisito en casa de tres amigos: el pintor Yves Tanguy, el poeta Jacques Prévet y el traductor Marcel Duhamel.

ik2framg-copy

Uno a uno comenzaron a escribir por turnos en un papel sin leer lo que había escrito el anterior y la primera frase que salió fue: Le cadavre exquis boira le vin noveau, que quiere decir «El cadáver exquisito beberá del vino nuevo»; por eso le pusieron ese nombre.

«Pinto lo que no puede ser fotografiado, lo que viene de la imaginación o de los sueños.» Man Ray, fotógrafo surrealista

Un arte y un juego

La idea de este juego es que cada participante ponga sus ideas y su historia, pero que al final se refleje la personalidad del grupo y no la de cada uno, aunque quede raro, volteado de pies y cabeza, o le falte toda lógica. Es decir, es colectivo.

Los cadáveres exquisitos pueden hacerse con letras, con dibujos o hasta combinados. Hay algunos muy buenos que son considerados obras de arte tan valiosas que se exhiben en museos.

4-cadaveres-exquisitos

Este cadáver exquisito fue escrito por Esteban, Patricio y Paquito, los tres de 9 años, en la Escuela de Niños Escritores. Retomaron personajes del escritor de cómics y fantasía Neil Gaiman, nacido en Inglaterra en 1960.

También te interesará conocer:

Arma tu dragón
Pokémon y Roald Dahl
Alberich y el anillo del nibelungo
Galería de animales fantásticos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *