El mundo del teatro

Imagínate sentado cómodamente frente a un escenario iluminado y «vestido» con dos cortinas aterciopeladas rojas. Observas dentro un relato con actores que entran y salen. La música te envuelve y sólo puedes unirte a las risas o lágrimas de los que están sentados junto a ti. Sí, estás en el teatro y te vamos a contar acerca de él.

cartoon-platform

Sonar como un mamut

El teatro nació hace muchísimo tiempo. Las personas aún vivían en cuevas y la relación que tenían con la naturaleza era mucho más cercana. Creían que al hacer rituales y danzas tendrían suficientes animales para cazar y lluvia que regara sus campos. Solían vestirse como animales, moverse como ellos e imitar sus sonidos. Así surgió el teatro, en un intento de «ser algo que no somos».
Entre ellos existieron líderes religiosos que se tomaban más en serio su papel. Ellos fueron los primeros actores. A estos rituales se le sumaron música y danzas que pasaron de generación en generación. Se volvió, pues, una tradición.

El teatro y los griegos

Quizá una de las civilizaciones con mayor influencia en el teatro fue la de Grecia. Para ofrecer tributo a Dionisios, el dios del vino y la fertilidad, los griegos presentaban tragedias o comedias. Entre el público surgían sentimientos de compasión o temor al ver qué les ocurría a los actores en el escenario.
Tespis fue un poeta trágico griego tan importante que se le conoce como el «Padre del Teatro». Él estableció algunos de sus principios:
• Uso de máscaras.
• Representación con actores.
• Existencia de un autor, un actor y un público o espectador.

Alrededor del mundo
De la civilización griega al resto del mundo, el teatro fue adoptado por otras culturas que le dieron sus propias características. Te explicaremos tres de las más importantes:

Teatro del Siglo de Oro español (siglos XV-XVI). Lope de Rueda fue su fundador. De éste se conoce el teatro «vulgar» con Lope de Vega como su representante y el teatro «culto» con Miguel de Cervantes, el mismo autor de Don Quijote de la Mancha.

Shakespeare y el teatro inglés (siglo XVI). Este reconocido dramaturgo escribió obras muy importantes como Hamlet y Romeo y Julieta, que son conocidas en el mundo entero y han sido retomadas en gran cantidad de películas.

Teatro clásico francés (siglo XVII). Su principal representante fue Molière, un tipo que, cuentan, era feísimo pero muy gracioso. Justo al igual que sus obras, que eran comedias en las que el público se moría de la risa. Las más importantes son El avaro, Tartufo y El enfermo imaginario.

El teatro infantil

A lo largo de la historia se han creado obras para el público infantil, pero una de las personas que más se esforzó en crear teatro especialmente para niños fue José Rosas Moreno, un autor mexicano que escribió muchas fábulas como El ratoncillo ignorante.
Actualmente hay muchas obras que están hechas únicamente para niños.
Como ves, en una obra de teatro no sólo participan actores, sino un montón de gente que lo vuelve muy especial aunque no los veamos en el escenario. El sentarte en la butaca, ver una historia en un ambiente iluminado, con muchos colores y hasta con música, es posible gracias a quienes trabajan en este lugar, para que tú disfrutes del gran mundo del teatro.

Las partes del teatro
Para que te animes a ver una obra, te contamos qué encontrarás al ir a un teatro:

Taquilla: para ver la obra primero tienes que comprar tu boleto.

Guardarropa: si llevas abrigo o mochila deberás dejarlo en este lugar donde, al terminar la obra, podrás recogerlos.

Dulcería: si eres de los que acompaña todo con unas palomitas puedes comprarlas en esta tienda.

Antesala: es un salón donde puedes estar antes de la función o en el intermedio —si la obra es corta probablemente no habrá—. Aquí el acomodador te llevará a tus asientos.

Sala: espacio de asientos o butacas donde te sentarás.
Orquesta: aquí es donde la orquesta —si es que la obra cuenta con ella— toca sus instrumentos.

Escenario: donde ocurre la representación teatral: los actores representan la obra y los tramoyistas acomodan el escenario junto con los utileros, encargados de acomodar muebles y objetos en el escenario.

Paso de gato: pasillo arriba del escenario que los tramoyistas usan para pasar sin ser vistos. Se le llama así por el gato que no debe faltar para cazar ratones.

Telón: cortinas aterciopeladas que ocultan el escenario de la vista del público.

Ciclorama:
el gran telón de fondo que casi nunca se levanta.

Bambalinas:
lugar donde se esconden elementos colgados del techo, también conocida como parrilla con varas. Aquí los técnicos de iluminación manejan las luces que dan vida al escenario.

Camerino:
detrás del escenario y «tras bambalinas», es donde los actores se ponen su vestuario con ayuda del diseñador, maquillistas, costureros y peluqueros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *