Houdini: El más famoso mago y escapista de todos los tiempos

En el año de 1847 nació en Budapest, Hungría, Ehrich Weiss, dentro de una familia judía que emigró a los Estados Unidos, apenas con cuatro años de edad obtuvo la nacionalidad de dicho país. Una infancia difícil y una educación tropezada no impidieron que se convirtiera en un mago y escapista famoso en todo el mundo con el nombre Harry Houdini, en honor a Robert Houdin, quien era un mago al que admiraba.

Desde muy pequeño se vio atraído por los diversos actos que se presentaban en los circos de aquella época, inclusive llegó a trabajar como contorsionista y como asistente de magos y escapistas. Se dice también que pasó algunos años trabajando de cerrajero, pero no hay indicios que comprueben este rumor.

harry H

Aburrido de enredar su cuerpo como si fuera de hule, empezó a aprender de uno de sus hermanos algunos trucos muy básicos con cartas y sombreros, pero no era nada nuevo para los magos que en esos días existían. Es así como decide empezar a practicar el escapismo.

Uno de sus actos predilectos era llamado La Metamorfosis. Este consiste en envolver al mago en un saco y atarlo con cadenas y candados, después introducirlo en un baúl igualmente asegurado. Finalmente un asistente se para sobre el baúl y se cubre a él y al baúl con una cortina, al conteo regresivo de 3, 2, 1, aparecía el escapista en el lugar del asistente completamente liberado. Algunas personas dicen que Houdini realizó este acto unas diez mil veces.

Cartel de Houdini (col. particular)

Fue así como las extraordinarias habilidades de escape de Houdini se hicieron famosas rápidamente. Más aún cuando dejaba a algunos fabricantes que probaran con él nuevos candados, esposas o cualquier dispositivo similar. Nunca nadie lo pudo evitar que él, al cabo de unos segundos, se liberara de bolsas, baúles, sacos, cajas, etc.

En una ocasión, un chico que practicaba boxeo, acompañado de un grupo de estudiantes, retó a Houdini —en pleno final de un show— a recibir puñetazos en el abdomen sin caer, pues se decía que las hazañas del mago se debían a su gran fuerza física. El mago aceptó y recibió varios golpes, uno de ellos le provocaría una rotura de apéndice, pero como buen showman, se mostró tranquilo ante su público. Él continuaba trabajando con normalidad pero unos días después fue atormentado por dolores y fiebre, tanto así que cayó desmayado y mas tarde sería trasladado un hospital. Harry Houdini fallecía el 31 de octubre de 1926, dejando un gran legado para los magos y escapistas del futuro.

LRILGBR54ZBK3HCTCOUJ7ET5XQ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *