Las claves ocultas de las películas animadas

Seamos honestos, a todos nos gustan las películas de Disney y de Pixar. De tantas veces de haberlas visto uno empieza a atar cabos y sospechar «ciertas cosas». Hay personas tan ociosas que se dan a la tarea de investigar a fondo ciertas escenas que uno solito no ve tan fácil. Pero hay que aclarar dos cosas: primero, lo que estás a punto de leer puede ser verdadero o falso, sólo tú decidirás qué creer. Segundo, las franquicias de Marvel y Star Wars —que Disney adquirió— no están incluidas —ya que esas dos estarían buenas para otra ocasión.

Todo está conectado

Videos, blogs, cameos y demás, son fuente para los fanáticos que aseguran que el «mundo mágico de Disney» está conectado entre sí. Existen las llamadas «teorías» —que en realidad son hipótesis o suposiciones— de Disney y de Pixar.

La «magia» de Disney Esta teoría es complicada ya que no es una historia que se cuenta de principio a fin. Resulta que ciertos personajes «mágicos» pueden viajar en el tiempo y por eso aparecen en otras películas. Sin embargo, existen diez filmes que se pueden relacionar: Blanca Nieves y los Siete Enanos (1937), La Cenicienta (1950), Peter Pan (1953), La sirenita (1989), La Bella y la Bestia (1991), Aladdín (1992), Hércules (1997), Tarzán (1997), Enredados (2010) y Frozen (2013).

la-sirenita

¿Recuerdas que en Frozen los papás de Elsa y Anna se embarcaron en un viaje que terminó siendo fatal? Pues resulta que no fue del todo así porque los reyes de Arendelle lograron salvarse del hundimiento de su barco, llegaron a una isla tropical y vivieron en una casa del árbol donde cuidaron de su pequeño, Tarzán. Pero te preguntarás, ¿pues a dónde iban los reyes? Sencillo: a la boda de Rapunzel y Flynn, los nuevos reyes del Sol, a los que de hecho puedes ver en una escena de Frozen. Entonces, ¡Elsa, Anna y Tarzán son hermanos! ¡Y Rapunzel es su prima! Esta coincidencia familiar fue revelada por la mismísima directora de Frozen, Jennifer Lee.

Frozen

Ese mismo barco que se hundió, lo podemos ver en La sirenita, cuando Ariel lo inspecciona por curiosidad. Si viste Peter Pan, recordarás que era amigo de muchas sirenas que le tenían miedo al capitán Garfio. Pues en La sirenita 2 (2000), Ariel revela que un pirata malvado mató a su mamá, Atenea, lo cual quiere decir que ¡Hércules es tío abuelo de Ariel!, porque Zeus es hermano de Poseidón, el padre de Tritón.
Regresemos con Tarzán, específicamente con su pareja, Jane. ¡Resulta que Jane es nieta de Bella, de La Bella y la Bestia!Esto se «comprueba» cuando los gorilas empiezan a cantar con los objetos de los exploradores y uno es el juego de té de Bella: la Sra.
Potts y Chip. Además, cuando Bella canta acerca de su libro favorito, este resulta ser Aladdín por «sus batallas con espadas, hechizos y un
príncipe disfrazado».

La Bella y la Bestia
Los fans creativos de Pixar

En su página oficial de Facebook, Disney subió un video hecho por el fan Jon Negroni, donde demuestra que las siguientes 17 películas sí se relacionan. ¡Agárrate porque está cañón! Empezamos con Valiente (2012), cuando Mérida sigue esas bolitas de fuego azules que convierten en osa a su mamá. Ese fuego azul es magia que usa la bruja, capaz de teletransportarse a través de puertas de madera. Supuestamente, esta magia pasaría en forma de superpoderes para una familia de humanos: Los Increíbles(2004), pero el villano Síndrome crea con ella máquinas antihéroes y la «energía del punto cero». Gracias a esta energía, los juguetes empiezan a absorber la magia de los ya extintos superhéroes y descubren que otra fuente de poder es el amor de sus dueños, en Toy Story (1995).

Pero en Toy Story 2 (1999) se dan cuenta de que les hace daño no tener un vínculo especial con sus dueños y algunos empiezan a odiar a los humanos.
Tres años después, en Toy Story 3 (2010), vemos que la mayoría de los juguetes, en especial Lotso, ya no aguantan los maltratos de los humanos. Resulta que Ellie y Carl —de Up (2009)— cuando eran jóvenes también fueron amigos de Andy y le recomendaron que regalara sus juguetes porque sospechaban que estaban «vivos». Después de ver que un anciano pudo controlar una jauría de perros, los animales finalmente se hartaron por lo que declararon «la guerra».

Up
En esta guerra, las máquinas —Cars (2006)—producidas por la empresa BnL ayudaron a que los humanos vencieran. Los pocos que quedaron fueron enviados al espacio, por lo que las máquinas repoblaron el planeta —Cars 2 (2011)—. Tiempo después, BnL produjo otro tipo de combustible que acabó con las máquinas. Con el planeta deshabitado, Wall-E (2008) es el último robot sobreviviente y lo logra gracias a su empatía por la cultura humana y su amistad con una raza humana al descubrir que una plantita pudo crecer en una bota.
Esa plantita creció en el enorme árbol que vemos en Bichos(1998). Estas hormigas podían vivir mucho más que antes ya que adquirieron nuevos genes, tantos que se volvieron la especie dominante.

Miles de años después, estos animales evolucionados —Monsters University (2013)— pensaron al principio que los humanos eran tóxicos, pero luego se dieron cuenta de que eran su fuente de energía para vivir, especialmente por su risa, así que crearon las puertas de madera teletransportadoras —Monsters Inc. (2001)—. Uno de esos monstruos es el amigo imaginario de Riley, Bing Bong, en Intensa Mente (2015).

Monsters University

Y llegamos a Boo, la niña que conoció a Sully. Desesperada por volver a encontrar a su monstruo azul, finalmente supo usar la magia para viajar. El único problema es que no sabía a qué tiempo tenía que ir, por lo que acabó viviendo en la Escocia del siglo XV, esculpiendo figuras de madera de camionetas de Pizza Planeta y de Sully que aparecen en Valiente… o sea que ¡Boo es la bruja y la responsable de todos los mensajes ocultos de las películas de Pixar!
Antes de que acabes de enloquecer con estas revelaciones, te recordamos que son puras suposiciones, aunque bien pudiera tratarse de un plan macabro de Disney para que no nos perdamos ni una sola de sus películas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *