Escatológico

Aunque quizá sea la primera vez que lees o escuchas una palabra tan singular y extraña como «escatológico», debes saber que cuando la gente la usa, lo hace para referirse a una situación tan desagradable que puede revolver el estómago, provocar que queramos vomitar o, al menos, hacernos sentir el asco suficiente como para que gritemos: «¡Guácala!» y salgamos corriendo.

escatológico1

Una palabra, dos significados

Escatológico es una palabra homónima —o sea, que se pronuncia y escribe igual que otra, pero tiene un significado distinto—. El primero se refiere a todo lo relacionado con las ideas sobre la vida después de la muerte; y el segundo —y más común— tiene que ver con cosas cochinas, como excremento, vómito, orina y todas las sustancias que el cuerpo desecha. Como verás, lo único que comparten ambos significados son las letras que componen esta palabra de origen griego, ¡ah!, y que ambas se empezaron a usar en el siglo pasado.

escatológico2

Cosas escatológicas

Escatológico designa objetos o comportamientos sucios o groseros, por lo que es usual que muchas actividades se denominen como escatológicas. Un ejemplo de esto es el subgénero de la comedia llamado «humor escatológico», pues recurre a temas relacionados con las heces, flatulencias y otros elementos para hacer reír a la gente. Por supuesto, muchas personas lo detestan.

escatológico3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *