Pedigrí

Aunque no lo creas, las grullas y los árboles tienen algo en común: de ahí la palabra pedigrí.

La grulla es un ave de patas muy largas y flacas que mide casi metro y medio de altura. Tiene el pico en forma de cono, cuello largo y negro y plumaje gris; es un ave de alto vuelo y suele mantenerse sobre un pie cuando se posa.

grulla

En tiempos muy antiguos, cuando la gente hablaba latín, a la «pata de grulla» se le decía pedís grus. De este idioma pasó al inglés como pedigree y luego al español, pero con un nuevo significado.

Resulta que las patas de las grullas son muy parecidas a las líneas de un árbol genealógico, ese dibujo en forma de árbol donde pones tu nombre y el de tus antepasados para que puedas conocer la historia de tu familia.

Por lo tanto, el término pedigrí se usa en español para referirse a la genealogía de algunos animales, aunque en inglés también se refiere al linaje —antepasados y descendientes de una familia— de las personas. Por ejemplo, para los reyes es muy importante saber todo sobre sus familiares pues heredan reinos, riquezas y muchas responsabilidades.

genealogía

Cuando un animal tiene pedigrí —que también es un documento que comprueba su linaje— es valioso, pues se reconoce que sus papás, sus abuelos y demás antepasados son de buena raza. Se ha de sentir muy importante, ¿no crees?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *