Alessandro Volta, el inventor de las pilas

Alessandro Giuseppe Antonio Anastasio Volta fue un físico italiano que inventó la pila, ese objeto que permite que funcione tu coche eléctrico, el control remoto de la televisión o una lámpara de mano.

Alessandro Volta nació en Italia el 18 de febrero de 1745, y desde muy pequeño sus papás siempre quisieron que tuviera la mejor educación para que pudiera ser un gran abogado; sin embargo, ese no era el sueño de Alessandro, ya que a él le gustaban más las ciencias exactas, por eso decidió estudiar Física.

s5-niños-1

A los 18 años ya tenía contacto con los científicos más importantes de Europa y a los 22 publicó su primer libro científico Sobre la fuerza atractiva del fuego eléctrico. Algunos años después, cuando tenía 29, inventó el electróforo, un aparato que sirve para generar y transmitir electricidad.

En 1780 su amigo Luigi Galvani, que también era físico, descubrió que al poner dos metales diferentes en el músculo de una rana se generaba una corriente eléctrica y provocaba que el músculo se contrajera, es decir, realizara un pequeño movimiento, como si lo apretaran. Alessandro Volta pensó que la corriente eléctrica no se producía solamente por el contacto entre los metales y el músculo de la rana, y para comprobarlo realizó otro experimento.

s5-niños-2

Formó una pila con pequeños discos de plata y de zinc, y puso entre ellos otros discos de cartón mojados en salmuera. Luego colocó un cable que unía el extremo superior de la pila con el extremo inferior, y así se generó una corriente eléctrica que más adelante llamó pila voltaica —la primer pila del mundo—.

s5-niños-3

En su honor, la unidad para medir el potencial eléctrico que hace que sepamos cuánta energía necesita un aparato para funcionar se llama voltio.

La duración de una pila puede aumentar si se almacena a una baja temperatura ¡como en el refrigerador!.

Video sobre el funcionamiento de las pilas:

2 comentarios en “Alessandro Volta, el inventor de las pilas

  1. Vivo en Estados Unidos y he comprado la revista cuando he ido a Mexico y me fascina. Es una forma interesante y divetida de motivar a mis hijos a que conserven nuestro maravilloso idioma. Me gustaria subscribirme pero no se si es possible que me llegue la revista a una direccion aqui. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *