Así funciona el teléfono

Gracias a ese maravilloso invento que es el teléfono, podemos platicar con amigos que en algún momento
 no están cerca de nosotros o con gente de otros países. Por otro lado, hay quien dice que el teléfono une a los que están lejos pero separa a los que están cerca, pues si estás con alguien y tienes que atender tu celular, dejas de ponerle atención a la persona que está a tu lado.

s44-niños-1

Actualmente la mayoría de los teléfonos son celulares, no necesitan cables y funcionan con señales de radio. Pero hace 20 años los celulares eran tan caros que pocas personas podían comprarlos, así que las familias sólo tenían un teléfono en casa, el que tiene cable y funciona con señales eléctricas de la siguiente manera:

– Tiene un micrófono y un auricular. El micrófono sirve para convertir el sonido en señales eléctricas y el auricular,
 al contrario, convierte las señales eléctricas en sonidos. Cuando el sonido ha sido convertido en señales eléctricas, entonces puede ser enviado a través de un cable.

– Existe una central en la que se reúnen todos los cables de los teléfonos para conectarlos entre sí. El sonido que hace cada número que marcas, determina en la central qué cables deben conectarse. Una vez conectados, el micrófono transforma nuestras palabras en señales eléctricas, que se convierten, de nuevo, en sonido al llegar al auricular.

Ups, pequeño error

Cuando todos, pero todos los teléfonos funcionaban con cables, ocurrían cosas chistosas:

– Con frecuencia se «cruzaban» las llamadas y terminabas hablando con gente que ni conocías.

s44-niños-3

– Como sólo había un teléfono para toda una familia, los papás y los hermanos se peleaban por contestar.

– Si alguien estaba ocupando el teléfono, lo apuraban para que colgara, no fuera que perdieran una llamada que estaba esperando —sobre todo las chicas, que querían que les hablara el novio.

¿Por qué contestamos «¿bueno?» en México?

El teléfono llegó a México en 1878. Pocos años después, muchos mexicanos ya tenían un aparato telefónico. Como en esa época las conexiones no eran muy buenas y no eran automáticas,
 las hacían unas chicas llamadas operadoras, quienes, al comunicar a una persona con otra, para verificar si se oía bien preguntaban: «¿Bueno?». Y fue así como desde entonces se nos quedó la costumbre de contestar así el teléfono, aunque ya no existen las operadoras.

De la lata al celular

Los teléfonos no siempre fueron como son ahora. Así han cambiado con el paso del tiempo y las nuevas tecnologías.

1664. Robert Hooke tuvo la idea de unir dos latas usando una cuerda delgada. Hizo dos hoyitos en el fondo de las latas para pasar la cuerda por ahí y descubrió que el sonido puede viajar a través de la cuerda.

s44-niños-2

1876. Alexander Graham Bell probó el teléfono con éxito. Su primer mensaje fue para llamar a su asistente: «Sr. Watson, venga aquí, lo necesito.»

1937. Se inventó el primer teléfono que sonaba: ¡Riiiiiing! Para hacer una llamada con este teléfono, debías darle vueltas a una ruedita que tenía las letras y los números del uno al cero. Se le llama teléfono de disco.

1973. Martin Cooper hizo la primera llamada desde un teléfono celular, que en este año era enorme, pesaba casi un kilogramo y le decían «el tabique».

1996. Se lanzó el Motorola StarTAC, el primer celular con diseño de concha de almeja. Se vendieron más de 60 millones.

2007. Los teléfonos inteligentes actuales, como el primer iPhone, tienen pantalla táctil y multifuncional, es decir, además de hablar por teléfono puedes escuchar música, tomar fotos y conectarte a Internet.

15 comentarios en “Así funciona el teléfono

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *