El cine en tercera dimensión

¡Fabrica tus propios lentes para ver en 3D! Descarga rápida. Plantilla.png (122 descargas)

¿Alguna vez has visto una película en 3D? ¿No te parece que las cosas se salen de la pantalla? ¿Sientes que lo que ves es casi tan auténtico como en la vida real? Algunas de tus películas favoritas se ven asombrosas en 3D, así que te contamos cómo se logra este efecto.
1
Todas las personas —y muchos animales— podemos ver en tercera dimensión, es decir, distinguimos el largo, el ancho, el alto y la distancia a la que se encuentran de nosotros las cosas que nos rodean. Esto se debe a algo que se llama visión estereoscópica, que en palabras sencillas es así: nuestros ojos, al estar separados uno del otro por algunos centímetros, no captan las imágenes iguales, sino ligeramente diferentes; luego, el cerebro las guarda al mismo tiempo y de esta manera podemos ver las cosas con profundidad —es decir, con perspectiva y volumen.

¿Qué es la tercera dimensión?

Todas las personas —y muchos animales— podemos ver en tercera dimensión, es decir, distinguimos el largo, el ancho, el alto y la distancia a la que se encuentran de nosotros las cosas que nos rodean. Esto se debe a algo que se llama visión estereoscópica, que en palabras sencillas es así: nuestros ojos, al estar separados uno del otro por algunos centímetros, no captan las imágenes iguales, sino ligeramente diferentes; luego, el cerebro las guarda al mismo tiempo y de esta manera podemos ver las cosas con profundidad —es decir, con perspectiva y volumen.

Para comprobarlo, pon un dedo frente a ti y míralo con el ojo izquierdo, mientras cierras el derecho; después haz lo mismo con el otro ojo. ¿Verdad que el dedo se ve muy distinto con cada ojo?

El principio

Antes de que el cine apareciera, en 1838, un científico británico llamado sir Charles Wheatstone inventó un aparato llamado estereoscopio. Era parecido a los binoculares —como los que usamos para ver de lejos—, y con él se podían ver las imágenes de unas tarjetas en tercera dimensión.

Veinte años después, el físico francés Charles D’Almeida hizo un fabuloso experimento: proyectó dos imágenes iguales —imagina que de un pez—, cada una en un proyector, pero un pez era azul y el otro rojo; después le pidió al público que las viera con unos lentes bicolores también azul y rojo. ¿Qué crees que pasó? La gente veía un solo pez, en blanco y negro ¡y en tercera dimensión!
PCES

Gracias a que podemos ver las cosas en tercera dimensión, nos es fácil correr, saltar y hacer muchas otras cosas en movimiento y sin caernos.

Cine 3D

Desde que el cine inició a finales del siglo XIX, muchos querían que las cosas se vieran igual a como las vemos fuera de la pantalla. Las primeras películas 3D eran imágenes dobles que, puestas una sobre otra y con unos lentes que tenían de un lado un celofán rojo y del otro uno azul, se pudieran apreciar como en tercera dimensión. Pero hacer películas así era muy caro, así que el 3D se quedó en el olvido por un largo tiempo.

Más tarde, los productores de cine vieron que la gente ya no quería salir de sus casas por estar viendo la televisión. Así que, gracias a los avances tecnológicos que hicieron más barato filmar en 3D, lograron que el público regresara a los cines.

Ahora ya no se necesitan dos proyectores ni utilizamos los lentes de celofán, sino que vamos al cine y nos prestan lentes negros que tienen un filtro especial llamado LCD, el cual se oscurece de un ojo o de otro, según lo necesiten las imágenes que vemos en pantalla.

Estas películas están hechas especialmente para que las disfrutemos así. Y lo que pasa es que están filmadas o grabadas con dos cámaras: una registra lo que verá el ojo izquierdo y otra el ojo derecho. Filmar así no es nada fácil, porque ponen las cámaras en lugares muy distintos: una fija y otra en movimiento y después, con computadoras logran un efecto de tercera dimensión increíble.

LENTES

¡Fabrica tus propios lentes para ver en 3D! Descarga la plantilla. Plantilla.png (122 descargas)

2 comentarios en “El cine en tercera dimensión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *