El Coco

s38-3niños-1

 

 

Uno de los personajes que los adultos mencionan más para asustar a los niños es el Coco.

A veces, cuando nos portamos mal o no nos queremos ir a dormir, nos dicen que va a venir por nosotros; y aunque no sabemos muy bien cómo es, nuestra imaginación se encarga de ponerle distintas formas, que siempre son tenebrosas.

El Coco no tiene una forma definida, pero es una criatura famosa en España, Portugal y muchos países de América Latina. En Brasil se le conoce como Cuca, y en otros países de Sudamérica como Cuco.

s38-3niños-2

Su origen puede deberse a que en muchos idiomas los niños pequeños se refieren a la cabeza o a cosas redondas con una palabra que suena más o menos así. Por ejemplo:

– Griego: kókkos, que significa «grano o pepita».
– Francés: coque, que quiere decir «cáscara o casco».
– Español: coco, que usamos para llamar a la«cabeza».

Por ahí del siglo xvi, los portugueses le empezaron a decir Coco a un fantasma de cabeza esférica y hueca. También es posible que sus costumbres se hayan mezclado con las de Etiopía, un país en África donde hablaban de un monstruo de color negro llamado Cus.

Después, en una de las expediciones del portugués
 Vasco da Gama por el sur de India, los marineros empezaron a llamar con este nombre al fruto del cocotero, porque su cáscara, que tiene tres agujeros, se parece a una cabeza con ojos y boca.

s38-3niños-3

En resumen, coco fue primero el nombre que los niños le daban en Europa a ciertos frutos redondos, de ahí se aplicó
 al fantasma y luego al fruto del cocotero. Muchos niños de hoy ya saben que el Coco no existe, aunque de vez en cuando recordemos esa canción que dice:

«Duérmete, niño, duérmete ya, que viene el coco y te comerá».

Conoce más historias de terror, como animales que parecen de otro mundo, la galería del horror, los cuentos de Edgar Allan Poe, los zombies y mucho más en Algarabía niños 6. Especial de terror.

12 comentarios en “El Coco

  1. Es increíble que hasta éste dicho o cuento, éste en peligro de extinción, hoy en está época los padres ya no dicen, si no te duermes, si no te portas bien te sale el coco. Hoy en día es, si no duermes, si no te portas bien, te voy a quitar tu Tel, te voy a quitar tu lap, te voy a quitar tu tablet. La tecnología está acabando con la imaginación de nuestra niñez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *