King Kong: la bestia enamorada

Parado en la punta del enorme edificio Empire State, un gigantesco y peludo gorila es atacado por balas de aviones que intentan hacerlo bajar; en su mano sostiene a Ann, la rubia mujer de quien se enamoró…

s18-ninos-retratoAnn

King Kong trata de un enorme simio enamorado, historia que fue creada por el director de cine Merian C. Cooper y el escritor Edgar Wallace, quienes se inspiraron en una novela de dinosaurios y en la historia real de dos lagartos de Komodo que murieron por culpa de la civilización.

s18-ninos-rey

Una bestia amorosa

Cuenta la historia que debido a su gran tamaño y a sus tremendos gruñidos, King Kong parecía ser una bestia brutal, pero era sólo un ser adorado por los habitantes de la Isla 
de la Calavera, que lo creían un dios. Ann Darrow apareció inesperadamente en su isla y él quedó atrapado con su belleza.

Nuestro peludo amigo no es un héroe, pero tampoco un villano, es más bien un antihéroe, pues su único «delito» fue enamorarse de la linda rubia.

El nombre de King Kong se le ocurrió a Merian C. Cooper, y resulta de King «rey» en inglés y Kong «rey» en danés, así King Kong es «rey de reyes».

Lo grave del asunto

Los hombres que acompañaban a Ann en su viaje a la isla capturaron a King Kong y se lo llevaron a Nueva York, pues querían ganar millones de dólares presentando al gorila en un espectáculo increíble. En el estreno del show, llamado La Octava Maravilla del Mundo, Kong estaba atado a una estructura gigante en un teatro de la ciudad.

s18-ninos-amarrado

Los humanos creyeron que podían dominarlo, pero su fuerza inigualable le permitió escapar y al comienzo de la función,
 al ver a Ann, todo se salió de control: King Kong rompió sus cadenas y salió en busca de la güerita. Una vez que la tuvo en su mano, escaló un rascacielos hasta llegar a la punta.

s18-ninos-ann-mano

Ahí comenzó el ataque con disparos de aviones que pretendían que liberara a la mujer y entonces King Kong… Si aún no has visto la película, no esperes más, vela y conoce el final. Si ya la viste, sabrás el triste destino del enamorado Rey de los Simios.

s18-ninos-herido

En este video puedes ver un fragmento de la película King Kong:

Una película muy especial

Es muy probable que ya hayas visto alguna de 
las ocho películas que se han hecho de King 
Kong, pero la primerísima vez que el espectacular 
simio apareció en pantalla fue en 1933. Era una época de mucha pobreza en los Estados Unidos y a fin de distraer a la gente y darle un momento agradable, un grupo de cineastas decidieron realizar un filme sobre este peludo amigo.

Para los creadores, la sorpresa llegó cuando la película tuvo inesperadas y fabulosas ganancias económicas, además de la aceptación e identificación total con el público. En la pantalla grande se veían aviones volando, monstruos que peleaban y otros efectos especiales que no se habían visto hasta ese momento, lo que la convirtió en un clásico del cine.

La película encantó al público por la originalidad de la historia, pero también porque las técnicas de elaboración fueron creativas; se usaron tres tipos de efectos:

Stop-Motion. Una técnica de animación en la que se usan muchas fotografías que al pasar muy rápido dan la ilusión de movimiento.

s18-ninos--stopmotion

Animatronic. King Kong era un robot pequeñito que tenía controles para manejarlo. Después se pasaba a la pantalla para hacerlo ver tan real como un simio de 20 metros de altura.

s18-ninos-animatronic

Escenografía creativa. Nunca antes en la historia del cine
 se habían visto escenarios como ésos; fueron H. O’Brien y Marcel Delgado quienes construyeron maquetas a escala de los lugares y edificios —en 1933, el Empire State era el edificio más alto de Nueva York; actualmente es el segundo.

s18-ninos-maquetas

3 comentarios en “King Kong: la bestia enamorada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *