La ciencia de los superpoderes

Un superhéroe es un personaje de ficción que pasa sus días combatiendo el mal y salvando al mundo gracias a sus facultades extraordinarias. Algunos de estos superpoderes han sido investigados por los científicos, quienes les aplican los principios de diversas disciplinas, principalmente de la física, para ver si alguno de ellos se puede hacer realidad.

super1

Armadura invencible

Con su traje rojo y dorado, Iron Man puede aguantar golpes y explosiones que acabarían con la vida de cualquier persona, además de golpear con una fuerza sobrehumana, pero, ¿cómo soporta esta armadura impactos tan tremendos?

Resulta de la absorción de la energía, que reduce los daños al igual que la defensa de un automóvil, mientras que los rayos de fusión funcionan con la misma tecnología de fundir sólidos de un horno de microondas.

Por otra parte, esta famosa armadura se parece bastante a los exoesqueletos que actualmente se usan para recuperar la capacidad de caminar o fortalecer los músculos de las personas ancianas o con discapacidad, sin embargo, estos aparatos no son tan invencibles como el traje de Tony Stark.

Controlando el tiempo

En la cinta Doctor Strange: hechicero supremo —basada en el personaje creado por Steve Ditko en 1963—, un célebre neurocirujano con poderes, portador de la Gema del Tiempo,tiene la capacidad de regresar, acelerar y detener el tiempo, así como de conocer los sucesos futuros mediante el don de la precognición.

Kip Thorne, físico teórico estadounidense, asegura que un agujero de gusano —es decir, un atajo a través del espacio y tiempo— se podría usar para moverse de una época a otra, de un lugar a otro, pero conseguirlo no sería sencillo. En 2001 los físicos teóricos formularon que el viaje en el tiempo solamente es posible si se considera la teoría de los universos paralelos, que se refiere a la existencia de universos complementarios al nuestro.

super2

Talentos de araña

¿Cómo logra Spider-Man columpiarse entre los edificios y trepar por las paredes? Gracias a la firmeza de la telaraña… y a la fantasía, porque en la vida real, ambas cosas son imposibles.

En primer lugar, es cierto que una fibra de telaraña es cinco veces más resistente y mucho más flexible que una fibra de acero del mismo grosor, pero cuando Spidey se columpia su telaraña necesita ser mucho más fuerte para soportar su peso, además debería sostenerse con ambos brazos, porque si lo hiciera con sólo uno se dislocaría.

Finalmente, Parker no podría trepar las paredes sólo con la punta de sus dedos, pues necesitaría que 40% de la superficie de su cuerpo fuese pegajosa: a mayor tamaño, el escalador requiere de unas extremidades adhesivas
cada vez más grandes.

super3

Categoría: Sin categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *