La historia de un manga

Hace más de 200 años existió en Japón un artista llamado Katsushika Hokusai, a quien todos llamaban simplemente Hokusai. Era uno de los pintores más famosos y talentosos de su época. Durante algunos años perteneció a una escuela de arte llamada ukiyo-e, que en español significa ‘escuela del mundo flotante’.

retrato-de-hokusai-firmado-por-keisai-eisen-1791-1848

Los artistas de esta escuela hacían grabados: tallaban en madera su obra y después la pasaban al papel, de manera que podían hacer muchas copias de una sola estampa.

El rayo y el arte

Pero regresemos a Hokusai. Él empezó a dibujar desde los 6 años y cuando era adolescente entró a trabajar como aprendiz de grabador. Contaba que al principio fue muy difícil aprender el arte de grabar, pero él tenía muchas ganas de aprender y de llegar a ser un gran artista. Por eso iba al templo budista y rezaba mucho para que el dios Buda le ayudara a lograrlo. Una tarde, saliendo del templo, una tormenta lo sorprendió y ¡le cayó un rayo!

puente-en-el-monte-gyodo-by-katsushika-hokusai

Hokusai no sólo sobrevivió, sino que a partir de entonces su trabajo empezó a mejorar y a mejorar, hasta que logró que muchísima gente conociera su trabajo y quisiera tenerlo.

La noche del manga

El arte de Hokusai era muy apreciado, por lo que con frecuencia lo contrataban para que pintara lo que fuera, y él lo hacía, no sólo porque le gustaba pintar, sino porque tenía una familia qué mantener.

Cuenta la historia que en una ocasión hubo una gran fiesta y que Hokusai fue contratado para dibujar todo lo que los invitados le pedían. Esa noche hizo cientos de dibujos: hombres y mujeres en diferentes actividades, plantas, animales reales y animales fantásticos, fantasmas, demonios, brujas, paisajes…

hokusai_dibujos

Su trabajo fue tan bueno que un impresor se lo pidió para publicarlo. Así, en 1814 vio la luz el primero de una serie de 15 libros que contienen todos esos dibujos que Hokusai hizo esa noche y muchos más que siguió haciendo después. Los dibujos se agrupan en las diferentes páginas formando algo parecido a una historieta, aunque en realidad no cuentan ninguna historia. De cualquier forma, se considera que éste es uno de los primeros mangas de la historia, si no es que el primero.

Si te gusta leer historietas japonesas, o sea, mangas, te recomendamos que veas las ilustraciones de Hokusai, ya que él inspiró a la mayoría de los artistas japoneses que dibujan manga en la actualidad.

Hokusai es el único artista que tiene un emoji, el cual representa una de sus obras más famosas: La gran ola de Kanagawa.

la-ola

En estos días —10 y 12 de agosto— Cinépolis presenta en muchas de sus salas una película documental hecha por el British Museum acerca de la vida y obra de Hokusai, te lo recomendamos para que puedas saber más de este gran artista. Está hablado en inglés y japonés y tiene subtítulos en español. Consulta los horarios de Hokusai: Más allá de la Gran Ola en Contenidos alternativos de www.cinepolis.com

la-ola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *