Los asombrosos mayas

La cultura maya vivió su mejor época entre el 300 y el 800 después de Cristo, o sea, hace más de 1 200 años. Sus ciudades estaban en el sur de México y en parte de Centroamérica: Belice, Guatemala y Honduras, principalmente. Su sociedad estaba formada por nobles, sacerdotes, guerreros y artesanos que convivían en lugares como Uxmal, Mayapán y Chichén Itzá.

La vida en una ciudad maya

En la época precolombina —antes de la llegada de Cristóbal Colón a América—, los mayas vivían en ciudades-Estado,
 o sea que cada ciudad tenía su propio gobierno y su propia familia real. El gobernante era como un dios y las clases sociales más elevadas eran los miembros de la nobleza, los guerreros y los sacerdotes. Después venían los artesanos y los mercaderes; al último, los campesinos y los obreros. Las ciudades-Estado siempre andaban en guerra unas con otras para obtener más riquezas y territorios.

s50-ninos-donde-vivian

Las personas más destacadas de cada ciudad se adornaban la cabeza con complicados arreglos de plumas de quetzal 
y guacamaya; mientras más importante era 
la persona, más grande era su tocado.

Para los mayas el maíz 
era tan importante que lo consideraban sagrado y creían que los dioses habían creado al hombre con este alimento.

Los guerreros se vestían con pieles de jaguar, pues pensaban que les ayudaría a ser tan bravos como este animal en la batalla. Finalmente, los hombres del pueblo usaban taparrabos y las mujeres vestidos largos y sueltos.

Sabios y astrónomos

Los mayas fueron unos astrónomos expertos que estudiaron la Luna, las estrellas y los planetas. Usaban sus conocimientos para predecir eclipses, observar los movimientos de los astros y los periodos de lluvia. Como además eran buenos para las matemáticas, tenían un calendario muy preciso para contar los días y los años, así como un sistema de numeración basado en el número 20.

s50-ninos-mayas1

Además, la maya fue la única civilización precolombina que desarrolló un sistema completo de escritura. Escribían con jeroglíficos muy difíciles de descifrar y grababan
las inscripciones importantes en enormes monumentos de piedra llamados estelas. También tenían libros hechos con corteza de árbol o pieles de animales, pero cuando los españoles llegaron a conquistarlos, los quemaron casi todos.

s50-ninos-juego-de-pelota

Constructores de pirámides

Los ingenieros y arquitectos mayas construyeron pirámides, palacios y templos hechos de piedra. Las paredes estaban enyesadas y a veces pintadas de rojo, que era considerado un color importante por cuestiones religiosas. Decoraban las paredes con imágenes de dioses y jeroglíficos.

Algunas de estas pirámides tenían en la cima un templo o un observatorio para desarrollar su saber astronómico. Por ejemplo, El Castillo, la pirámide principal de Chichén Itzá —que aún puedes visitar—, tiene cuatro escaleras de 91 escalones cada una. Todos ellos, unidos 
a los de la escalera de entrada al templo, suman 365… ¡el número de los días de un año!

Mentiras sobre los mayas

Algunas personas creen que los mayas eran muy sabios porque los extraterrestres los ayudaban. También piensan que se fueron con ellos a su planeta y que por eso se extinguió su civilización. Son puras mentiras. La antigua cultura maya terminó por culpa de guerras, terremotos y enfermedades. Y bueno, tampoco es cierto que los mayas hayan desaparecido de nuestro planeta, porque sobreviven sus descendientes, que aún conservan algunas costumbres y el idioma.

Adéntrate a conocer más sobre los mayas, sus dioses y adivinos, en Algarabía Niños 7.

Échale un ojo también a:

La historia del chicle o goma de mascar
Los samuráis
El cerebro
Críptidos del mundo: Seres desconocidos

Un comentario en “Los asombrosos mayas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *