Los hermanos Lumière y la magia del cine

La aparición del cine significó un gran cambio en la forma en que las personas nos divertimos. Este invento fue tan importante y revolucionario, que hoy en día sigue siendo una de las formas de entretenimiento más populares. ¿Cuántos de ustedes no han reído, se han emocionado o se han sentido tristes sólo con ver una película? Seguramente todos hemos experimentado algunas de estas emociones y muchas más.

s11-ciencia-ilustracion

Este gran invento se lo debemos a dos hermanos de apellido Lumière, quienes hace más de cien años comenzaron a experimentar con un aparato que inventó el científico Thomas Alva Edison, el kinetoscopio o cinetoscopio. En este aparato se podían proyectas imágenes, pero sólo adentro de él, como un visor, y no sobre una pared u otra superficie.

s11-ciencia-kinetoscopio

Después de muchas pruebas, en el año 1859 los hermanos Auguste y Louis Lumière lograron hacer cambios al aparato para crear el cinematógrafo, el cual permitía proyectas imágenes sobre una pared, para que varias personas pudieran verlas al mismo tiempo y de tamaña más grande.

s11-ciencia-cinematografo

El cinematógrafo permite proyectar una imagen tras otra, como si tomaras fotografías muy parecidas de un mismo objeto, sólo con un ligero cambio, y después las pasaras rápidamente una por una. Nuestro ojo, cuando ve una imagen, retiene esa imagen en la memoria por un par de segundos.

s11-ciencia-kinetoscopio-caballo

Cuando otra imagen se proyecta inmediatamente después, el cerebro «une» ambas imágenes, y así sucesivamente con el resto, lo que nos da una sensación de que el objeto se mueve.

La primera película que los hermanos Lumière grabaron fue el momento en que un grupo de obreros salía de una fábrica, y se proyectó en el Grand Café de París el 28 de diciembre de 1895.

El Salon Indien, situado en los sótanos del Grand Café, fue adaptado por los hermanos y considerado como el primer cine.

Una de sus películas más famosas fue La llegada del tren a la estación de La Ciotat. Al momento de ver la cinta, los espectadores creyeron que el tren iba a arrollarlos a todos dentro de la sala, lo que provocó que muchos se tiraran al suelo, otros gritaran y que la mayoría sintieran pánico; todo esto porque la gente no estaba acostumbrada a presenciar imágenes que se movían y pensaron que el tren era real.

La entrada al primer cine costaba un franco (menos de 3 pesos).

Desde entonces, el cine ha ido evolucionando de tal manera que actualmente es una de las mayores actividades de entretenimiento que las personas realizan, y aunque perdió un poco de popularidad cuando se inventó la televisión, ir al cine es toda una experiencia que la televisión no puede ofrecer. ¿Cuál fue la última película viste en el cine?

Aquí puedes ver una de las primeras películas que grabaron y proyectaron los hermanos Lumière: La llegada del tren a la estación de Ciotat.

3 comentarios en “Los hermanos Lumière y la magia del cine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *