Madame Saqui, la más famosa equilibrista

Marguerite-Antoinette Lalanne nació en Agda, una ciudad de Francia que está frente al Mar Mediterráneo, el 26 de febrero de 1786. Con el nombre artístico de Madame Saqui se convirtió en la equilibrista más importante de todos los tiempos.

El papá de Marguerite, Jean-Baptiste Lallande, había sido acróbata, por lo que ella también quiso serlo. A los 11 años, Marguerite se presentó por primera vez en el circo. No sólo caminó sobre una cuerda a gran altura, sino que ¡bailó sobre ella! El público aplaudió muchísimo.

Gracias a este éxito, los Lallande se unieron a una compañía de artistas y Marguerite, con el nombre de Madmoiselle Lallande, se hizo muy famosa en varias partes de Francia. En 1805 se casó con el también acróbata Pierre Saqui y desde entonces adoptó el nombre de Madame Saqui.

Conquistando el mundo

Además de ser muy admirada como equilibrista, Madame Saqui fue muy audaz y perseverante en todo lo que se proponía hacer. Un día le escribió a un empresario de París, proponiéndole un acto muy difícil y ambicioso. Él aceptó y, ante el asombro de los espectadores, la equilibrista cruzó el río Sena sobre un alambre tendido de orilla a orilla. Hasta el emperador Napoleón Bonaparte se volvió su admirador y en 1810 la invitó a actuar en su boda con la emperatriz María Luisa.

En abril de 1816, Madame Saqui actuó en el teatro Covent Garden, hoy conocido como La Casa Real de la Ópera, en Londres, Inglaterra. En su presentación, descendía corriendo sobre una cuerda tendida desde un mástil hasta una de las pasarelas del lugar.

Durante más de una década, Madame Saqui tuvo su propio teatro en París y, al mismo tiempo, fue una celebridad en toda Europa.

oie_25171036C8E7bda0

Por siempre sobre la cuerda

Madame Saqui continuó trabajando hasta los 70 años. Una de sus exhibiciones más celebres fue cuando se presentó en el teatro de la Santa Cruz, en España, a la edad de 59. La gente le pedía siempre que le mostrara sus prodigiosas habilidades y ella lo hizo muchas veces con igual fuerza, agilidad y firmeza que en sus primeros años de equilibrista. Madame Saqui murió el 21 de enero de 1866, a los 80 años, en Neuilly-sur-Seine, una ciudad cercana a París, Francia.

Un comentario en “Madame Saqui, la más famosa equilibrista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *