Noviembre y Febrerito

¿Alguna vez te has preguntado quién cambia los focos de los faros de la ciudad o quién limpia las ventanas de los rascacielos? En todas las ciudades del mundo pasa y en todos lados la respuesta es la misma: ¡son los gigantes!
s15-ninos-portada

Noviembre y Febrerito cuenta la historia de cómo un grupo de gigantes se encarga del mantenimiento de la ciudad de Barcelona. Para esas personas de largas piernas, gran torso y fuertes brazos, levantar muros y ladrillos de concreto es cualquier cosa.

Pero lo que más disfrutaba Noviembre, un gigante greñudo y barbón, era engrasar la rueda de la fortuna del Tibidabo, un parque de diversiones de Barcelona que resulta ser el más antiguo de toda España.
s15-ninos-1

Todas estas hazañas las hacían de noche los gigantes para que nadie los viera. Aunque ellos eran buenos, el resto de las personas les temían por ser desconocidos. Y como todos saben, los gigantes son personas sentimentales por lo que generar temor y caos no les agradaba.

Noviembre y su hermano mellizo Febrerito fueron a vivir a Barcelona después de haber crecido en una aldea cerca del pueblo Rocabruna, en medio del bosque. Ahí vivían tranquilos todos los gigantes menos Febrerito, que nunca creció lo suficiente.

Ante los ojos de los gigantes Febrerito era anormal, pero en sus visitas anuales a Rocabruna, él se daba cuenta de que había más personas como él y mientras crecía más ganas tenía de hacerse de amigos de su tamaño.

s15-ninos-2

Por eso Febrerito habló con su hermano y le contó sus planes; quería conocer más pueblos y gente de su estatura. Así Noviembre y Febrerito inician un viaje que cambiaría por siempre su vida y la de los habitantes de Barcelona.

Jordi Soler cuenta esta historia llena de momentos gigantes; él es un escritor veracruzano que actualmente vive en Barcelona. Ha escrito gran cantidad de libros y artículos en periódicos y revistas.

A este cuento no le podían faltar ilustraciones y es Santi Moix, un talentoso pintor de Barcelona, el encargado de acompañar este libro con sus dibujos en blanco y negro.

Barcelona es el punto de encuentro entre estos dos artistas que le dan una explicación a la eterna pregunta: ¿quién podría cambiar los focos de los faros y quién limpiar las ventanas de los rascacielos? Alguien salido de un cuento, esa es la respuesta.

Seguro te interesará:

Fobias, ¿a qué le tienes miedo?
¿Por qué se nos pone la piel de gallina?
La música mágica de Tchaikovsky

Un comentario en “Noviembre y Febrerito

  1. !aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *