Si te tragas un chicle se te va a pegar en la panza

MITO

Muchas personas grandes y chicas tienen dos creencias acerca de los chicles:
1. Si por la razón que sea te pasas el chicle que estás masticando, se te pega en la panza.
2. Una vez dentro de tu estómago, el chicle pegado se quedará siete años ahí dentro.

VERDAD
Casi todos nos hemos tragado un chicle por accidente, por ejemplo, mientras estamos jugando, brincando o hablando
mucho. Si se trata de un solo chicle, no nos pasará nada. Los chicles están hechos con endulzantes, saborizantes y conservadores que se desintegran fácilmente en el estómago, pero también están fabricados con una base de goma, la cual sí es resistente a los ácidos que produce el organismo para descomponer los alimentos. Por lo tanto, el estómago no podrá digerirlo, pero tampoco se quedará pegado en él; lo más probable es que nuestro cuerpo lo expulse cuando vayamos al baño. Pero cuidado, si nos tragamos la goma de mascar muchas veces seguidas o un pedazo muy grande, puede formarse una gran masa que se queda atorada en nuestros intestinos y eso sí podría causar un problema de salud grave.

Diseño sin título
Foto: Garret Johnson

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *