¡Instrumentos de laboratorio!

El laboratorio de química está repleto de instrumentos muy variados en formas y tamaños. Fueron creados por necesidad de los químicos, imagínate que Alexander Fleming, aquél que descubrió la penicilina, dijera: «Este gran hallazgo lo hice en la cazuela del mole»; o bien que Antoine Lavoisier, el fundador de la Química moderna, presumiera que la composición del agua había sido estudiada en un pocillo en el que calentaba el café. A continuación te presentamos algunos que se llaman igual que sus inventores.

Aparato de Kipp.

¡Es una máquina de gases! Tiene un sistema muy complejo, aunque tenga la forma de un gusano parado en dos patas —consta de tres esferas, puestas una sobre la otra. Lo más interesante es que los gases se generan a partir de algún sólido mezclado con un líquido ácido.
Creador: Petrus Jacobus Kipp
Año: 1844

Embudo Büchner.

Son de porcelana —al menos los mejores—, y son muy útiles en el laboratorio porque ayudan a separar materiales sólidos de alguna sustancia líquida ¡al vacío!; es decir, cumple la función del filtro de una pequeña aspiradora, una vez que lo pones sobre un matraz especial y lo cubres con un papel que colará todo.
Creador: Ernst Büchner
Año: 1888

Matraz Erlenmeyer.

Todos los matraces son de cristal y aunque existen diferentes tipos —los hay redondos o de cuello más corto—, tienen distintas funciones como mezclar o medir; el Erlenmeyer es el más famoso y funcional, pues su base plana permite que los líquidos se calienten de manera uniforme.
Creador: Emil Erlenmeyer
Año: 1861

¡Peligro!
En caso de que te vayas a meter a un laboratorio, no olvides ponerte bata, guantes y lentes, pues ahí se resguardan algunos materiales peligrosos y por eso tu piel y ojos corren mucho riesgo.

Mechero Bunsen.

Con él calientas la sustancia que quieras y regulas la temperatura, sin llegar a elevarla tanto. Lo más padre es que puedes obtener llamas de distintos colores — como amarilla, naranja y azul—, dependiendo de cuánto gires su perilla, pues de ésta depende la cantidad de gas que dejas pasar.
Creador: Robert Bunsen
Año: 1857

Tubo de Thiele.

Ayuda a ver el momento exacto en que un material sólido pasa a estado líquido después de ponerlo bajo el fuego, gracias a su forma: un tubo que se cierra con un tapón que sostiene un termómetro —para medir la temperatura—, y un tubo más delgado —con el que se agregan los sólidos al interior del tubo—. De éste también sobresale un codo de vidrio.
Creador: Johannes Thiele
Año: 1890 —aproximadamente—

Un comentario en “¡Instrumentos de laboratorio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *