Nuestros Falsos Enemigos

Todos los bichos son feos, molestos y escurridizos. Si los encontramos, quizá sentiremos ñáñaras, nos treparemos al sillón, recurriremos al zapatazo o sacaremos el insecticida para eliminarlos de nuestra vista. Te presentamos algunos de esos asquerosos animalejos que, a pesar de odiarlos y ponernos los pelos de punta, son muy útiles para la vida del planeta.

Las cucarachas

Pueden vivir casi un mes sin comida, dos semanas sin agua y ¡hasta una semana sin cabeza! Son más activas por la noche, se desplazan a una velocidad de 1.5 metros por segundo y viven en familia, o sea que si ves una, definitivamente hay muchas más escondidas.

Su solitario hogar: desagües, lugares cálidos cerca de comida —como los muebles de cocina—, grietas en paredes, marcos de puertas, muebles y aparatos eléctricos.

Su asquerosa comida: le entran a todo lo que los humanos comemos y, además, se alimentan de sus propias pieles desechadas, caca, otras cucarachas muertas, uñas de pies y de manos de personas dormidas, pegamento, cartón… ¡To-do!

Asquerosas pero buena onda: su excremento rico en nitrógeno es bueno para el suelo y, por tanto, para los árboles; sirven como alimento de algunas aves y pequeños mamíferos y, lo mejor, al comer «de todo» ayudan a que la basura se degrade más rápido —no importa si es orgánica o inorgánica.

Las moscas

mosca

Inmundas, latosas y difíciles de atrapar. Habitan cualquier lugar donde estén los humanos y viven un máximo de seis días. Prueban la comida con sus patas y cada vez que aterrizan hacen caca. Tienen dos ojotes y su cuerpecillo está cubierto de pelos.

Su —no tan— solitario hogar: durante el
día andan por todos lados y les encantan los basureros, pero en la noche suelen congregarse en techos, vigas, cables o pliegues de cortinas.

Su asquerosa comida: carne animal en descomposición, frutas y verduras podridas, caca, leche y todo lo que contenga azúcar. Las moscas cubren los alimentos sólidos con su saliva para convertirlos en un nauseabundo vómito que luego sorben como malteada.

Asquerosas pero buena onda: a pesar
de molestarnos con su incesante zumbido —aletean hasta mil veces por minuto—, también ayudan a limpiar los rincones del planeta, como las cañerías, gracias a que
se alimentan de cualquier residuo biológico —sobras de comida, excremento o cadáveres de distintos animales.

Las hormigas

hormigas

Aunque es difícil considerarlas nuestras enemigas, porque su físico no nos causa repulsión, las hormigas vaya que pueden infestar cualquier hogar. Tienen un cuerpo súper fuerte, capaz de soportar hasta 50 veces su peso. Les gusta trabajar en equipo para llevar alimento a su casa.

Su solitario hogar: su hormiguero puede ser algún rincón de tu cocina, el balde de basura o hasta el cajón en donde guardas tus cosas de la escuela —en caso de dejar un dulce abierto o migajas de pan.

Su asquerosa comida: flores, jugos de plantas, ramas, mocos, piel muerta, algunos insectos y reptiles —dependiendo de la especie.

Asquerosas pero buena onda: las hormigas ayudan a polinizar las plantas y se alimentan de otros insectos, lo que ayuda a mantener el equilibrio en los ecosistemas. También ayudan a degradar más rápido los residuos orgánicos.

Las arañas

arana

A pesar de no rondar los excrementos, les tememos por sus ocho ojos, cuatro pares de patas y la mala fama que tiene su ponzoñosa picadura. Son el símbolo clásico de las películas y caricaturas de terror.

Su solitario hogar: rincones, esquinas de los muebles, lugares frescos y oscuros.

Su asquerosa comida: insectos de todo tipo —¡pueden ser otras arañas!

Asquerosas pero buena onda: si los bichos que mencionamos anteriormente se están saliendo de control, las arañas te ayudarán a atraparlos, gracias a las trampas hechas con sus telarañas. También ayudan al crecimiento de las plantas porque mantienen bajo control algunas plagas.

10 comentarios en “Nuestros Falsos Enemigos

  1. Las arañas se comen animales que nos pueden lastimar .las cucarachas acaban con la comida que ya no sirve.acá donde vivo por los cerros hay alacranes que se comen otros bichos y hay gente que hace artesanías con ellos.

  2. La abeja ayuda a polinisar a las flores sin este proceso las flores desaparecerían, los murciélagos son uno de los consumidores de insectos más grandes del planeta ayuda a evitar la sobrepoblación de insectos y el plancton a través de la fotosíntesis convierte la energía en oxígeno.

  3. Las abejas, porque polinisan a las plantas se llenan de polen y morirían, los murciélagos ayudan a consumir insectos evitando la sobrepoblación de esté, plancton convierte la energía en oxígeno por medio de la fotosíntesis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *