El mejor asiento, según la ciencia

Una vez más la ciencia está al rescate. En esta ocasión, conocerás algunos tips para elegir el mejor asiento en el cine, en el teatro,
¡e incluso en la casa!
No se diga más, toma asiento y disfruta del show.

Primera llamada

Se dice que los mejores asientos en un teatro son los que están ubicados en el centro de toda la sala, de la fila 5 hasta la 12. La razón es porque tú estarías al mismo nivel visual que el director y que los actores. En otras palabras, en esos lugares tú tendrías la sensación de formar parte de las escenas, porque verías todo el escenario, además de oírlo todo. Por eso, éstos se reservan para los críticos profesionales.
1

Isaac Newton fue el primer científico en estudiar la velocidad del sonido. Lo hizo en 1687 y le llamó Tratado Principia.

Segunda llamada

La cosa cambia en el cine porque ahí se supone que el sonido y la imagen están balanceados. Para que puedas disfrutar de tu película en todos los sentidos, los expertos recomiendan que tengas un ángulo de visión de al menos 15º desde el asiento más alejado de la sala.
El truco para no pasarse de dicho ángulo es dividir imaginariamente la pantalla con dos líneas, una horizontal y otra vertical, ambas pasando por el centro. Idealmente lo que debes tener en cuenta es que nunca elijas un asiento que esté arriba de la línea horizontal, sino uno que esté por debajo, por lo menos a 36º. Como te lo mostramos a continuación:
2
Después, con la línea vertical, no debes pasarte de 35º del centro con respecto a los cuadros superiores. Ahora para el sonido, primero asegúrate de que no vayas a una sala especial —que tenga Dolby Atmos, por ejemplo—, pero si es una sala normal, intenta sentarte a dos tercios del fondo de la sala y un poquito a la izquierda o derecha del mero centro. Como te lo mostramos aquí:

Tercera llamada, comenzamos

Ahora bien, si tienes la fortuna de que en tu casa tengas una pantalla plana e instalado un sistema de sonido Home theatre —‘teatro en casa’, en español—, pues también tiene su ciencia ubicarlos. Ni las salas de teatro ni las de cine, tienen tantas complicaciones como el teatro en casa, ya que no sólo depende del tamaño de la pantalla y del cuarto en donde esté, sino también del número de muebles que haya. De hecho, hay dos métodos a seguir para que veas cuál te conviene más:
Método thx
Debes dividir el tamaño diagonal de tu pantalla entre .84 para saber a qué distancia debes estar de la tele; es decir, si tu pantalla es de 55 pulgadas, debes estar a una distancia de 1.65 metros. Eso sí, tu línea de visión no debe estar por debajo de los 15º.
3
Método Kipnis
El objetivo de fabricar pantallas más grandes es que el espectador vea mejor los detalles escondidos de las obras, por ese motivo importa un pepino en donde quieras sentarte. Claro está: no hay que poner nada frente a la televisión o tapar las bocinas porque ahí sí afectas la experiencia.
4

Escena postcréditos

Sin embargo, las personas que trabajan en los teatros, cines y hasta los que instalan los home theatre, dicen que no existe el asiento perfecto. Esto depende de los gustos de cada quien, pues, aunque estés en el centro, nunca falta el gigantón que se sienta frente a ti y te tapa todo. La cosa es que tú encuentres el lugar ideal para disfrutar estos eventos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *