El planeta rojo

¿Te ha pasado que al observar el cielo nocturno, ves una estrella roja muy brillante? Si es así, entonces no viste una estrella, sino un planeta: ¡Marte! Apodado el «planeta rojo», nos ha acompañado desde siempre y hasta ha recibido visitas nuestras.

planetarojo1

Chiquito pero picoso

Nuestro Sistema Solar es una familia integrada por el Sol, ocho planetas, cinco planetas enanos, varias lunas y muchos asteroides. El Cinturón de asteroides separa a los planetas: los más cercanos al Sol son rocosos y pequeños mientras que los más lejanos están bien chonchos y llenos de gases o hielo.

Marte es un planeta rocoso, el más alejado de los cuatro y el segundo más pequeño de todos. Los antiguos romanos le pusieron ese nombre en honor a Marte, su dios de la guerra,ya que desde la Antigüedad —y aún antes— ha sido observado a simple vista como el cuarto astro más brillante de la noche. Y como al color rojo lo relacionan con la ira y la furia, pues quién mejor que un dios de la guerra para darle su nombre a un astro rojo.

De tal palo, tal astilla

Después de que nació el Sol, poco a poco se fueron juntando cuerpos rocosos hasta que finalmente mantuvieron la forma y órbita marcianas. Eso sí, varias observaciones de este planeta indican que hace 4,300 millones de años Marte tuvo un gran océano en su hemisferio norte. En julio de 2018 la misión Mars Express de la Agencia Espacial Europea detectó evidencia de un lago líquido oculto bajo una capa de hielo en el polo sur del planeta.

Marte también tuvo una intensa actividad volcánica pero ahora no presenta movimientos de placas tectónicas, o sea, no tiembla ni hay erupciones. Al igual que la Tierra, tiene desiertos, dunas,
casquetes polares, cráteres y el volcán más alto de todo el Sistema Solar: el Monte Olimpo. Este volcán tiene una altura aproximada de 25 kilómetros y una extensión igual a la de Ecuador. ¡Es tan enorme que si estuvieras en Marte no podrías verlo completo! Para que te
hagas una idea, la montaña más alta de la Tierra, el Everest, mide 8.8 kilómetros de alto, apenas una tercera parte del Monte Olimpo.

planetarojo2

planetarojo3

planetarojo4

Cómo es y quién lo acompaña

El color rojizo de Marte se debe a que en su superficie abunda el óxido de hierro (III), ese mismo polvito rojo que ves en objetos metálicos viejos y oxidados. Algo chistoso de Marte es que no es esférico sino más bien un poco achatado, como una torta de jamón. Esto podría deberse al impacto de un asteroide gigante, del tamaño del planeta enano Plutón. Otro dato curioso es que la misma cantidad de tierra terrestre es casi igual a toda la superficie de Marte.

Pero Marte no viaja solo. Dos pequeños satélites naturales orbitan alrededor de él Fobos y Deimos. Estos nombres vienen de los hijos del dios de la guerra en la mitología griega, Ares, la contraparte de Marte. «Fobos» significa ‘miedo’, mientras que «Deimos» significa ‘terror’. Ya que la órbita de Fobos se va acercando cada vez más, se cree que en 50 millones de años, éste se estrellará en Marte o se desintegrará para formar un anillo —como los de Saturno.

Desde la Tierra hemos enviado varios vehículos para averiguar todo lo que podamos sobre Marte. El primero fue el Viking, en 1976, y en mayo de 2018 la nasa envió la nave InSight, que investigará el subsuelo, así que muy pronto tendremos más y más descubrimientos acerca de este colorado planeta.

planetarojo5

Un comentario en “El planeta rojo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *