El genio de los cuentos infantiles: Hans Christian Andersen

Hay historias tan viejas pero tan famosas que las puedes encontrar en películas o series de televisión —algunas han sido adaptadas—; pese a ello, la mayoría de las personas desconocen quién las escribió. Te presentamos a Hans Christian Andersen, fundador de la literatura infantil moderna.

Hans1

Sus historias han cautivado a niños y adultos; también lo han convertido en uno de los grandes autores de la literatura universal, principalmente por los personajes que creó para éstos, como un pato molestado por sus hermanos, una sirena enamorada de un humano, una niña que no puede dejar de bailar tras ponerse unas zapatillas rojas o una princesa que huye de su palacio y la ponen a prueba con un chícharo. ¿Te suena alguno?

Hans2

Más que narrar, quería cantar

Hans Christian Andersen nació en 1805 en Odense, una de las ciudades más antiguas de Dinamarca, en el norte de Europa. Como su familia era muy pobre, en ocasiones tuvo que dedicarse a pedir limosna. Al cumplir 11 años, abandonó la escuela para ayudar a sus hermanos, porque su padre —un humilde zapatero— murió.

A pesar de aquel comienzo tan triste, nunca estuvo alejado de los libros, de hecho, le encantaba pasar su tiempo libre leyendo todo lo que llegara a sus manos; entre sus autores favoritos estaba William Shakespeare. A los 14 años, se trasladó a Copenhague pues quería realizar su sueño más grande: convertirse en dramaturgo y en cantante de ópera.

Hans3

Viajes y cuentos

Ya en la capital danesa, Andersen trabajó para el director de teatro Jonas Collin, quien le pagó sus estudios, lo presentó ante el rey Federico VI y se hizo amigo de los grandes músicos de la época. Tras obtener su bachillerato —también con ayuda de la familia real—, gracias a su buena reputación, obtuvo una beca para viajar por toda Europa. Así, de sus experiencias y recorridos obtuvo más inspiración para sus escritos.

Durante esos viajes publicó sus primeras obras en los periódicos y comenzó a hacerse famoso. En 1835, al regresar a su país, imprimió la primera parte de su colección de cuentos de hadas para niños y tuvo gran éxito entre los críticos, quizá porque una buena parte de sus narraciones se basaban en hechos cercanos a la pobreza que vivió en su infancia.

Talento que no se puede esconder

Andersen siempre estuvo más orgulloso de sus novelas y obras teatrales dirigidas a los adultos, a pesar de alcanzar la fama con los cuentos infantiles que escribió. Te presentamos algunos de sus títulos principales, seguramente has leído más de tres:
Pulgarcita, 1835
La princesa y el guisante, 1835
El traje nuevo del emperador, 1837
La sirenita, 1837
El soldadito de plomo, 1838
Los cisnes salvajes, 1838
El cofre volador, 1839
El patito feo, 1843
La reina de las nieves, 1844
Las zapatillas rojas, 1845

Hans4

Hans5

El final de su cuento

Andersen falleció en Copenhague en 1875. Para ese entonces, sus obras ya eran consideradas clásicos de la literatura —escribió 168 cuentos, que hasta la fecha han sido traducidos a más de 80 idiomas—. Sus poemas, obras de teatro, libretos para ópera, libros de viaje, pero, sobre todo, sus relatos para niños lo convirtieron en uno de los escritores más leídos y queridos de la historia.

Aquí te dejamos uno de sus cuentos para que sepas cómo escribía. Se llama «La niña de los cerillos» (1845) y está basado en la vida de su madre, que vivió una infancia más pobre que la de Andersen:

«La niña de los cerillos»

Una noche de invierno, hacía mucho frío en Dinamarca y las calles estaban repletas de nieve y hielo. Afuera, sólo había una niña sin abrigo alguno que intentaba vender cerillos pero no había nadie que los comprara. Tenía hambre y los pies congelados, pero no podía irse porque su padre se enojaría mucho con ella si no llevaba, al menos, una moneda a casa.

La pequeña, exhausta y helada, decidió prender un cerillo raspándolo contra la pared para calentarse un poco. Al hacerlo, en la llama vio fuegos artificiales y un horno encendido. Sintió un calor agradable, pero duró poco. Incapaz de resistirse, la pequeña encendió otro fósforo. Esta vez vio una cena muy elaborada, que incluía un pavo, fruta y ¡más comida!, pero todo desapareció cuando se apagó el fuego.

Encendió otro cerillo y vislumbró un hermoso árbol de Navidad lleno de lucecillas brillantes. Éstas subieron al cielo: «¡Una estrella fugaz!», pensó; después recordó lo que dijo su abuela antes de fallecer: «Todos nos convertimos en estrellas fugaces cuando partimos de este mundo».

Temiendo que todo volviera a desaparecer, la niña encendió un cerillo tras otro. Entonces vio a su abuela en el cielo y le pidió que la llevara con ella, le rogó que no desapareciera como sus demás visiones. Cayó en un eterno sueño. A la mañana siguiente todos hablaban de la pobre niña vendedora de cerillos.

Hans6

32 comentarios en “El genio de los cuentos infantiles: Hans Christian Andersen

  1. es muy bueno saber quien crea las historias ya que yo no sabia Hans Christian Andersen había creado uno de mis cuentos favoritos que es La Sirenita y los personajes son increibles

  2. Me parecio muy interesante porque no conocia la historia del escritor, no sabia que era tan famoso, buen lector y que habia escrito tantos libros.

  3. Me gustó mucho los cuentos son muy interesantes y me gustan muchísimo aunque me faltan por leer algunos, y me motiva saber que Andersen salió adelante a pesar de todo.

  4. Me gusto mucho el relato. Creo que es bueno saber mas sobre la vida de los auores de los cuentos y películas que nos gustan porque a veces no sabemos nada de ellos. Y el cuento de la niña de lis cerillos es muy bonito y triste a la vez.

  5. me encanto mucho el cuento de la niña de los cerillos me encanto ya lo había visto en YoutuBe pero muchos de sus cuentos no los conozco los leeré pero me gusto que Anderson ayudo a sus hermanos y que pudo lograr su sueño y un consejo nunca pierdas la fe de lograr tu sueño

  6. Me gustó el cuento porque el escritor fue quien siempre luchó por sus sueños y de la niña de los cerillos es una bonita historia para reflexionar!!!

  7. Muy bonito el cuento de la niña de los cerillos 🙂 y también como se imaginaba muchas cosas, me gusto el cuento al igual que otros cuentos de Hans Christian Andersen ya los había visto en YouTube.

  8. Me gusto porque fue una persona que trabajo mucho para cuidar y ayudar a su familia para salir de la pobreza que vivieron. Además he leído algunos de sus cuentos y me han gustado mucho.

  9. Me encantó esta historia porque muestra como siendo un niño tan pobre se superó y logró cumplir todos sus sueños haciéndose famoso, logro hacer lo que el quería.

  10. Fue muy interesante la historia del escritor y cuando leí El cuento de la niña me dio tristeza porque murió de frío y me explican que también sirve para que los niños valoremos todo .

  11. Me pareció interesante conocer su historia del escritor, ya había leído algunos cuentos, aunque me faltan otros.
    El cuento de la niña de los cerillos no lo conocía, me pareció muy triste, porque como se sentía triste ella quería irse con su abuelita para no estar sola.

  12. Lo relevante de Hans Christian Andersen es que fue el fundador de la literatura infantil moderna. A los 14 años, se fue a Copenhague para convertirse en dramaturgo y en cantante de ópera, y conforme fue pasando el tiempo se convirtió en un exitoso escritor alguna de sus historias que me llaman la atención son las zapatillas rojas, el traje nuevo del emperador, el soldadito de plomo, la sirenita, es sorprendente la inventiva y plasmar todos esos pasajes en cada una de sus historias, de verdad muchos clásicos para leer en todo momento como niño o adulto.

  13. Pobre niña yo también tengo un libro de Hans Christian andersen y algunos de los cuentos que vienen aquí los tiene mi libro y Están muy bonitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *