Dian Foseey. Un faro de luz entre la niebla

Nació en San Francisco, California, en 1932 y fue conocida por aventurarse a convivir con los gorilas en las altas montañas de Virunga, África, para estudiar su vida y sus costumbres, sin imaginar que se convertiría en su amiga, defensora y en toda una leyenda.

dian_2

El principio

Desde niña amaba a los animales; a los 6 años tomó clases de equitación y como mascota sólo pudo tener un pez de colores, debido a las estrictas reglas de su padrastro, quien incluso le negó quedarse con un hámster que le había regalado un compañero de su escuela.

Llegó a África en 1966 gracias al reconocido antropólogo Louis Leakey —quien descubrió los primeros restos de antepasados del hombre— y comenzó sus estudios sobre los gorilas, aunque tuvo que superar muchos obstáculos en su búsqueda, sólo para contarlos y observarlos.

dian_3

dian_4

Su vida por la de los gorilas
Los estudios de Dian fueron asombrosos, pero tuvo que ser paciente porque pasó dos años intentando acercarse a los gorilas, hasta que consiguió ser aceptada como una amiga; podía acariciarlos y hasta cargar a las crías. Su técnica consistía en mezclarse entre los gorilas imitando sus movimientos; como comer hojas y rascarse.

Lo que comenzó como un trabajo de investigación despertó un amor tan fuerte por los gorilas, que cuando presenció por vez primera cómo unos cazadores los atacaban, emprendió una lucha en la que consiguió muchos enemigos.

Dian fue misteriosamente asesinada en 1985. Un año después se registraron 280 gorilas en las montañas de Virunga, África. Sin embargo, en el último censo de gorilas del 2018 superó los mil y la cifra sigue en aumento, pues ahora están a salvo gracias al trabajo que inició Dian Fossey.

dian_5

Gracias a Dian

Fossey dedicó sus últimos 18 años a cuidar y estudiar a los gorilas. Sus fotos conviviendo
con ellos y las narraciones de su experiencia se publicaron en la revista National Geographic y sirvieron para hacer consciente a la gente del peligro en el que se encontraban.

dian_6

En 1967 fundó el Centro de Investigación Karisoke para la investigación y protección de los gorilas, el cual aún sigue en pie protegiendo la vida natural.

Publicó el libro Gorilas en la niebla en 1983, que también da el nombre a la película sobre su vida, que se estrenó en 1988 y donde la actriz Sigourney Weaver le da vida a Dian.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *