ANIMALES DEL ABISMO

Aunque abarca casi tres cuartas partes de nuestro planeta, el océano es un territorio en su mayoría desconocido para los biólogos y exploradores, ya que está lleno de organismos fascinantes.

Los expertos creen que se ha estudiado menos del 30% de las especies que viven en el mar. Por eso no es extraño que día con día se descubran nuevas y fascinantes especies, sobre todo de la inexplorada región abisal ―donde la luz solar no llega―, a más de tres kilómetros de profundidad.

La presión, el frío y la oscuridad de esta zona han ocasionado que las criaturas que la habitan tengan aspectos de lo más extraños, algunos podrían decir que incluso horripilantes, aunque también hay a quienes les parecen de gran belleza.

1

Pez dragón

Como muchas de las especies abisales, el pez dragón también es capaz de producir luz. Es largo y aplanado, con una enorme boca, y sus dientes pueden llegar a ser tan grandes que no le permiten cerrarla.

2

Tiburón anguila

Este primitivo tiburón con forma de serpiente vive en las profundidades del Atlántico. Con sus tres hileras de dientes puntiagudos puede devorar vivas a presas de su mismo tamaño, ¡y de un sólo bocado! Esto gracias a su mandíbula que se disloca y expande.

3

Pez linterna cornudo

Posee una antena sobre su nariz, como un tipo de caña de la que cuelga una lucecita que usa para atraer a sus presas. A esta capacidad que tienen algunos animales de producir luz se le conoce como bioluminiscencia.

Tal vez conozcamos mucho mejor la superficie de Marte que las profundidades submarinas.

Calamar vampiro

Esta especie de calamar tiene los ojos más grandes, en relación a su cuerpo, de todo el reino animal. Su nombre se debe a que posee pequeños colmillos bioluminiscentes en la punta de sus tentáculos.

5

Tiburonia Granrojo

Conocida en inglés como medusa Big Red, fue descubierta apenas en 2003 y se conocen tan sólo 15 ejemplares hasta el día de hoy. Se sabe que es venenosa y que se alimenta de otras medusas.

6

Pejegallo o tiburón fantasma

Se cree que estos simpáticos peces, primos de los tiburones, son la especie más antigua que aún sobrevive en la Tierra, su boca es parecida a la de un conejo y tienen una larga cola como de rata. Estas características le han valido el nombre de quimera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *