Beatrix Potter, científica y escritora

Beatrix nació en 1866 en una familia rica de Kensington, Londres. Tan rica que su mamá sólo se dedicaba a recibir visitas y a visitar a otros y su papá, aunque era abogado, pasaba casi todo el tiempo en el club con sus amigos.
Sin embargo, a pesar del dinero, la opciones de Beatrix y su hermano Bertram para entretenerse no eran muchas, así que ellos encontraron la forma de hacerlo.

A Beatrix siempre le gustó dibujar, por lo que ella y su hermano pintaban y dibujaban a los animalitos que vivían en su casa de campo en Escocia. Sus modelos fueron conejos, ratones, ranas, lagartijas y serpientes que metían a escondidas a la casa. Dos de estas «mascotas» fueron los conejos Benjamin Bouncer, al que le encantaba comer pan tostado con mantequilla, y Petter Rabitt, que la acompañaba a todos lados.

Éxitos y dificultades

Beatrix nunca fue a la escuela, sólo recibió clases por parte de sus institutrices en su casa y de su maestra de arte, miss Cameron. Uno de sus tíos intentó que ingresara a estudiar a los Reales Jardines Botánicos, pero la rechazaron por ser mujer. Eso no la detuvo e impulsada por otro amigo dedicado a la botánica realizó hermosos dibujos e ilustraciones de hongos y plantas, lo que la convirtió en ilustradora científica.

Poco a poco, la carrera de miss Potter se fue enfocando de lleno en el arte. Ilustró algunas de sus historias infantiles favoritas, como Alicia en el país de las maravillas y Cenicienta, realizó diseños para tarjetas de regalo y felicitación y publicó una serie de ilustraciones de ranas con versos incluidos.

Todo esto despertó en ella la inquietud de publicar sus propias historias. La primera fue The Tale of Peter Rabbit El cuento de Pedrito el conejo—, pero tampoco le fue fácil, pues en ningún lado la quisieron publicar, por lo que ella misma imprimió 250 copias que repartió entre familiares y amigos. El cuento fue un éxito y una de las editoriales que inicialmente la había rechazado le ofreció publicarlo a color.

178900adf49dca96a966f4a77095c85c
Foto: Pinterest

Beatrix Potter escribió e ilustró a nivel científico acerca de la reproducción de las esporas de hongos, pero estos estudios no fueron publicados ni reconocidos sino hasta muchísimo tiempo después.

Publicó 23 historias en toda su carrera antes de que su mala visión le impidiera dejar de escribir. Se casó a los 43 años con su abogado William Heelis. Siguió viviendo en casas de campo, siempre en contacto con la naturaleza hasta su muerte, a los 77 años. En 2006 el director Chris Noonan hizo una película de su vida llamada Miss Potter.

Sus historias

The Tale of Peter Rabbit —El cuento de Pedrito el conejo— (1902)
Cuenta la historia de un conejito muy travieso que desobedece a su madre. Ella le había prohibido a él y sus hermanas entrar al jardín del señor McGregor, ya que ahí fue donde su padre desapareció para convertirse en el ingrediente de un pastel. Como es de esperarse, Peter no hace caso y ahí comienzan los problemas.

The Tale of Benjamin Bunny El cuento del conejito Benjamín— (1904)
En esta ocasión Peter convence a su primo Benjamin de entrar de nuevo al jardín del señor McGregor para recuperar la ropa que perdió en su última aventura. Los problemas llegan cuando quedan atrapados en un cesto que vigila un gato.

The Tailor of Gloucester —El sastre de Gloucester— (1903)
Cuenta la historia de un viejo sastre que vive en un vieja tienda con un grupo de ratones a los que Simpkin, el gato, tiene atrincherados. Un día el sastre los libera y Simpkin como venganza se va con carrete de hilo
para terminar un importante encargo para el alcalde. Para colmo, el sastre cae enfermo, pero los agradecidos ratoncitos salen al rescate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *