Changos, monos y simios

La palabra chango se usa de igual manera para referirse a los monos y a los simios, pero aunque ambos pertenecen
a la familia de los primates —igual que el ser humano—, no son lo mismo.

Monos

Son los primates más pequeños, como los macacos, los monos araña y los babuinos. Tienen un pecho delgado y largo,
con brazos del mismo tamaño que sus patas. Sus pies son casi iguales a sus manos.

Su cola es larga para colgarse de las ramas de los árboles en donde viven, aunque hay algunos que no tienen cola, como los babuinos.

Simios

Son de gran tamaño, como los mandriles, chimpancés, orangutanes y gorilas. Su pecho es muy robusto y sus brazos son más largos que sus piernas. Sus manos y sus pies son diferentes. No tienen cola.

Monos

Se conocen más de 200 especies en el mundo. Se cree que habitan la Tierra desde hace más de 40 millones de años. El mono tití es el más pequeño que se conoce: mide menos de 14 centímetros y sólo pesa 120gramos. Se encuentra en peligro de extinción.

La mayoría vive en bosques tropicales, en donde la temperatura es cálida. Sin embargo, los macacos japoneses —también conocidos como «monos de nieve»— habitan en la zona más fría de Japón, rodeados de nieve. Pueden sobrevivir
gracias a una capa de grasa bajo su piel y a su grueso pelaje.

El mono aullador hace un sonido tan fuerte que se puede oír a 5 kilómetros de distancia. En México se le conoce como «saraguato».

Diseño sin título (9)
Foto: soprimatologicacolombiana.org

Simios

Ven tan bien que pueden diferenciar colores. Los gorilas son los más grandes. Llegan a medir hasta 2 metros y pesan más de 200 kilogramos. Viven en grupos de hasta 30 integrantes, dirigidos por un macho adulto, el de mayor tamaño.

A los gibones les gusta vivir en los árboles. Son muy ágiles para saltar entre las ramas y de un solo brinco pueden alcanzar una distancia de 9 metros.
Los chimpancés son muy inteligentes.
Pueden utilizar palos y rocas como herramientas. Suelen andar en cuatro patas, pero también caminan sobre sus patas
traseras, como los seres humanos.

Orangután, del idioma malayo orang, ‘hombre’ y outan, ‘bosque’, significa ‘hombre del bosque’. Los habitantes de Asia llamaron así a estos simios por su parecido con los humanos.Sus brazos son más largos que sus piernas, y cuando los estiran llegan a medir hasta 2 metros de largo, o sea, más del doble que los de un humano, ¿te imaginas un abrazo de orangután?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *