Chícharo

Si te preguntan de dónde viene el chícharo estarás en apuros si lo único que sabes responder es «del campo», «de una vaina» o «del refrigerador», pues si nombre tiene un origen muy curioso.

Primos de forma redonda
Los chícharos son unas legumbres muy nutritivas que las puedes encontrar en distintos platillos que preparan en tu casa, como el caldo de pollo o en la ensalada rusa. Éstos provienen de la familia vegetal Pisum sativum, a la cual también pertenecen los garbanzos, los frijoles y las lentejas; es decir, todos son primos.

Diseño sin título (1)
Foto: revistalacampina.mx

El parentesco no es lo único que tiene en común –al menos los chícharos y los garbanzos– pues resulta que la palabra «chícharo» proviene del latín cicer, que significa ‘garbanzo’, ese otro ingrediente usado en el hummus o en el consomé de barbacoa.

¿Qué fue primero, Cicerón o el chícharo?
Lo más interesante, no es que el origen de una palabra fuera el nombre de otra legumbre, sino que en la antigua Roma existió un escritor muy sabio llamado Marco Tulio, mejor conocido como «Cicerón»y «cicer«; de quien cuenta la leyenda que tenía una verruga –o sea un lunar protuberante como el de las brujas– en la punta de la nariz.

¿Casualidad que «Cicerón» y «cicer» sonarán igual? ¡Pues no! En la Antigüedad le ponían nombre a las personas según fueran sus características y, otra tantas, según sus ocupaciones; fue por eso que Cicerón fue llamado así, por la verruga que adornaba su cara y que a todos les recordaba a estas deliciosas plantas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *