Comida para mascotas

Hay muchas opciones para alimentar a tu mejor amigo, no importa cuál escojas, siempre y cuando ésta lo llene de alegría, recuerda que «barriga llena, corazón contento». A continuación podrás conocer más sobre comida para tu mascota.

¿Cómo se hacen las croquetas?

Las croquetas existen desde la época de los antiguos romanos, pero fue en 1860 cuando el estadounidense James Spratt las empezó a fabricar y vender en grandes cantidades.

Un alimento para mascotas de buena calidad contiene muchos ingredientes para que los animales estén bien nutridos, satisfechos y con un pelo muy brillante. Algunos de ellos son:

-Arroz u otros cereales, que dan energía.
-Carne deshidratada, o sea, sin agua, y carne fresca, que aporta proteínas.
-Probióticos, alimentos con microorganismos que ayudan a la digestión.
-Yuca, un tubérculo que reduce el mal olor de la popó.
-Aceite de pollo, que hace que su pelo brille.

En una fábrica de croquetas se realiza el proceso de extrusión, que consiste en mezclar la comida en enormes máquinas que después le darán la forma de croquetas que ya conoces. El proceso consta de varios pasos:

1. Los ingredientes se mezclan, se cuelan y se cocinan con vapor de agua, se pasan por mucho calor para matar a las
bacterias.

2. Una vez que queda una masa bien cocida, se corta para darle forma de croquetas.

3. Éstas se pasan a un secador que elimina la humedad.

El alimento para aves se compone de maíz, arroz, soya, semillas de girasol, cereales, vegetales, vitaminas y minerales.

15

4. Se les barniza con aceites y se agregan saborizantes para que sepan rico.
5. Se ponen a enfriar y se empaquetan.
6. Pasan por un control de calidad; personas que saben de nutrición vigilan que las croquetas tengan los nutrientes
necesarios.
7. Por último llegan los verdaderos «expertos», o sea, perros y gatos que las prueban y les dan su visto bueno.

¡No te comas mi comida!

En hogares donde conviven perros y gatos pasa que los mininos prueban las croquetas de los perros y viceversa. No les hace daño, pero si los gatos sólo comieran comida para perros —o al revés— no estarían comiendo los nutrientes que necesitan según su especie.

Tanto perros como gatos necesitan vitamina a, presente en el hígado de pescado, el huevo y los vegetales. Por naturaleza son carnívoros, aunque según algunos científicos los perros han pasado a ser omnívoros —comen alimentos de origen animal y vegetal—, por eso en sus croquetas, además de carne, se incluyen más vegetales y
cereales.

Por su parte, los gatos necesitan más proteínas de las que se encuentran en tejidos animales y pescado. También requieren tiamina, procedente de cereales, frijoles y nueces.Ya sea que tengas perros o gatos, lo importante es que todos estén bien alimentados.

El alimento para peces se compone de algas y de la bacteria espirulina, que crece de forma natural en la superficie de los lagos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *