¡Dios mío, qué frío!

Como cada año, la temporada de frío está presente desde diciembre hasta enero y febrero, y lo sabes porque hay meses en que te levantas por la mañana y pareciera que el mismísimo Polo Norte quiso venir a darte los buenos días.

Por fortuna, ahorita tenemos de todo para abrigarnos, pero imagínate, hace siglos cuando la gente caminaba sobre el hielo durante varias semanas para poder cazar un foca, ¡seguramente el frío le entraba hasta huesos! Para explicar dichos fenómenos, los antiguos comenzaron a creer en diferentes divinidades. aquí te van algunas:

1. Bóreas

Origen: Antigua Grecia
En la mitología griega existieron cuatro hermanos dioses del viento, a los que llamaba Anemoio –que en griego significa ‘viento’–. Uno de ellos era Bóreas, el encargado del viento del norte, o sea, del frío. Se cuenta que tenía enormes alas de color morado, y que todo donde soplaba quedaba cubierto de hielo. Aunque muchas veces a la gente no le caían tan bien sus climas invernales, de vez en cuando les ayudaba en la guerra y entonces sí lo llenaban de regalos.

mi1

2. Hakaz Estsan

Origen: pueblo navajo, en los Estados Unidos
Ella vivía en lo alto de una montaña. Cada invierno congelaba el mundo entero y eso no les sentaba bien a los otros dioses. Cuando quisieron deshacerse de ella, les advirtió que el frío, aún si era molesto, era necesario, pues ella se encargaba de que las criaturas de la tierra no se quemaran con el sol. Así decidieron dejarla en paz. Se dice que cuando está triste y llora, sus lágrimas caen al mundo en forma de nieve.

3. Itztlacoliuhqui

Origen: cultura mexica, México
¿Alguna vez has visto a un dios con una escoba? Pues ésta no era la única particularidad de Itztlacoliuhqui, dios del frío, pues también tenía cara de cuchillo. Él acompañaba al amanecer, hasta que tuvo un pleito con Tonatiuh, dios del Sol fue derrotado y obligado a limpiar la tierra «barriendo», con el invierno, las cosas viejas para que pudieran llegar las nuevas.

mi2

4. Uller

Origen: cultura nórdica; Noruega, Suecia, Dinamarca
Hay pocas historias sobre él. Lo que le conocemos son sus talentos esquiar, tirar con arco, cazar y ¡gobernar! Se cree que viajaba por el mar a bordo de su fiel escudo y que representaba la llegada del invierno.

5. Xuan Ming

Origen: Corea
Era dios del norte, el invierno y el frío. En tiempos antiguos se acostumbraba guardar bloques de hielo en su honor, durante la ceremonia del Sahanje, para tener con qué bajarse el calor en verano. Hoy en día, todavía existen algunas tradiciones que lo veneran al colocarle un altar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *