El guaraní, lengua de guerreros

Hay quien piensa que las palabras son como juguetes; también quien afirma que un idioma es sabiduría encriptada o escondida. Sin palabras queda la mímica y… adivinar. Algunas parecen salidas del sombrero de un mago, como las del guaraní, una lengua usada en un pueblo sudamericano.

El guaraní nació en un panorama precioso, pues es una lengua hablada en distintas partes de América del sur, principalmente en Paraguay, pero también en Bolivia, Argentina y Brasil. Lo usan varios pueblos nativos de estos lugares, a quines se les conoce como guaraníes.

Se cree que el origen de la palabra «guaraní» proviene de guará-ny, que se traduce al español como ‘¡Combatirlos!’ y es que cuenta la leyenda que cuando los marineros del Viejo Mundo llegaron a sus tierras a conquistarlos, fue la frase que más se escuchaba, pues las tribus las gritaban una y otra vez en señal de defensa. Sin embargo, como toda América, ya sabemos cuál fue su final.

Diseño sin título (2)
Foto: abc.com

Lo curioso de este idioma es que muchos de sus términos expresan una idea completa; para que lo entiendas un poco mejor, en varios momentos los guaraníes no usan un sujeto, un verbo o un predicado para decirles algo, sino que toda una palabra contiene esas tres partes.

A continuación te presentamos algunos ejemplos, verás que tienen sonidos muy curiosos que quizá te crezcan las ganas de aprender esta maravillosa lengua.

A diferencia del español, todas las palabras del idioma guaraní terminan en vocal, sin importar si son verbos, adjetivos o sustantivos.

che rekakakue. Esta frase es equivalente al «¡Vas a ver si no te estás quieto!» que te dice tu mamá cuando no la obedeces, pues da a entender que no respetas a los mayores.

hakukaka. Esta palabra expresa la frase: «Hace muchísimo calor».

kaigue.
La puedes usar cuando no tienes ganas de hacer nada. Es la sensación de no tener energía… como si te hubieran quitado las pilas.

pirevai. La usan para describir que alguien está de pésimo humor, tanto que a la primera palabra que le dirigen responde muy enojado.

tekorei. Significa » quedarte con los brazos cruzados sin hacer nada».

¿Qué otras palabras se te ocurrirían crear? Una opción: ¿y si buscas en un diccionario guaraní todas las palabras que quieras y escribes una historia que diga que estás feliz como lombriz?

Un comentario en “El guaraní, lengua de guerreros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *