Flacos y más flacos

Las abuelitas tienen extrañas maneras de decirles a los flacos lo flacos que están. Puede ser que reconozcas algunas de estas expresiones porque, al parecer, ellas siempre creen que no comes lo suficiente.

estar muy ñango. Es cuando alguien está flaco y desgarbado, como colgado. En origen, la palabra ñanga se refería a la carne que es toda pellejuda y quizá por eso se usó para designar personas. Según el diccionario, la abuelitas de Michoacán dicen ñengo, mientras que las de Cuba dicen ñangado. «Hijito, acábate la sopa o te vas a poner muy ñango.»

depositphotos_139632322-stock-illustration-skinny-teenage-boy-standing-smilingpart
Foto: depositphotos

piernitas de chichicuilote. Se lo dicen al que tiene las piernas muy flacas, como de pájaro. Los chichicuilotes —del idioma náhuatl tzitzicuilotl o atzitzicuilotl— son unas aves pequeñas de color gris, pico largo y delgado, con piernitas de hilo. «¿A poco te gusta esa niña? ¡Pero si tiene piernitas de chichicuilote!»

lombriz de agua puerca. Se refiere a las lombrices que ves en los charcos en épocas de lluvia y se aplica a las personas que son, al igual que estas lombrices, muy largas y flacas. No es una forma muy educada de decirle a un flaco. Es uno de los apodos de Don Ramón, el del Chavo del Ocho. «¡Mira nomás, chamaco! Se ve que no comes bien, porque pareces lombriz de agua puerca.»

Un comentario en “Flacos y más flacos

  1. Los genes flacos : por que algunas personas son delgadas y otras suben de peso comiendo lo mismo – BBC News Mundo Un grupo de cientificos de la Universidad de Cambridge afirma que ha descubierto el secreto de por que algunas personas son flacas mientras que otras suben de peso con mucha facilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *