Las pantuflas

La palabra pantunfla viene del término francés pantoufle: pan– y –oufle, que literalmente se traduce como ‘pedazo de tela inflado’.

Las usas en casa después de haber jugado mucho, también en invierno cuando no quieres sentir frío, pero en ambos casos te hacen sentir muy cómodo. Las pantuflas son de los mejores inventos que se le ocurrieron a la humanidad.

El registro más antiguo de las pantuflas proviene del siglo XII, gracias a la descripción de un oficial de la Dinastía Song, quien cuenta que eran usadas por las mujeres que vivían en el gran palacio de un rico sultán de Vietnam, un país ubicado en el continente asiático.

Aparte de ser más cómodas para recorrer los largos pasillos del palacio, ponerlas y quitarlas fácilmente permitía que los tapetes finos se pisaran con los pies descalzos y de esta manera las mujeres no los ensuciaran con las suelas llenas de polvo.

Diseño sin título (17)
Foto: Joom.com

Por lo regular están elaboradas de lona —la tela con que están hechas las mochilas—, mientras que otras tienen diseños padrísimos: son de peluche, por si quieres tener tus pies aún más calientitos, e imitan las patas de un monstruo o tienen la forma de tu personaje o animal favoritos. ¿Las tuyas cómo son?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *