¡Picoso pero sabroso! El Chile

Dice mi amiga Ximena que hay chiles para grandes y chicos. En México tenemos tanta variedad de este alimento que todos, desde los más pequeños hasta los más viejitos, comemos chile. A los adultos les gusta cierto tipo de salsas, como la salsa verde o una que se llama «pico de gallo»; mientras que a los chicos nos encanta lo picoso con un toque acidito que viene en las paletas, en las bolsas de polvitos y en otros alimentos.

Diseño sin título (2)

El picor del chile lo produce una sustancia llamada capsaicina, que actúa sobre la lengua y hace que se sienta calor y ardor. Aunque también la temperatura, el clima y la tierra hacen que los chiles sean más o menos picosos. Pero el chile no sólo nos encanta por ser picoso, también enriquece nuestra alimentación con su alto contenido de vitaminas A y C, eleva los sabores y facilita la digestión.

Conforme vamos probando el chile, nuestro paladar se acostumbra y podemos ponerle «más salsa a nuestros tacos». Y poco a poco distinguimos mejor los sabores de cada chile. Muchos extranjeros no pueden creer que en nuestro país existan hasta dulces con chile.

Los más y los menos picosos
Aquí te mostramos los chiles de los chicos y los chiles de la gente grande. Los más picosos tienen 5 puntos de calificación y los que menos pican, tienen sólo un punto.

chiles2

Lo picoso, según los chicos
Frituras de maíz con mucho chile —Takis fuego—: 5 puntos
Rebanadas de jícama cubiertas de chile en polvo —Jicaletas—: 4 puntos
Salsa picante —Valentina—: 4 puntos
Tiritas de tamarindo con chile —Skwinkles—: 3 puntos
Dulce de tamarindo en barra —Pulparindo—: 3 puntos
Paleta de caramelo cubierta de chile —Veroelote—: 3 puntos
Pulpa enchilada de chamoy —Pelón Pelo Rico—: 2 puntos
Polvitos de chile —Miguelito, Tajín—: 1 punto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *